Portear en verano sin morir en el intento

Imagen

Portear en verano sin morir en el intento

Empiezan a subir las temperaturas y nos preguntáis mucho por opciones de porteo en los días más calurosos. Ahora llegan las tardes de paseos infinitos. Pasear, parque hasta las mil, las terracitas, todo ello con un carro muchas veces es un engorro.

¿Portear en verano? Esta es una de las preguntas que a menudo nos hacemos cuando llega el momento de pensar en las vacaciones. Queremos disfrutar de los días de playa, montaña o simplemente de una escapada al aire libre con la familia. Y probablemente no querremos tener que llevar con nosotros el cochecito de paseo a todas partes.

Para buscar mesa en un chiringuito, para pasear cerca del mar, o una salidita por la naturaleza, ahí van nuestros consejos:

Consejos generales

Vais a elegir bien, disfrutaréis del verano, y todo saldrá genial. ¡Estamos aquí para asegurarnos que así sea! A continuación unos consejos que nunca viene mal recordar para tenerlos en cuenta:

  • Para elegir un portabebés fresco y ligero deberemos tener en cuenta el peso y el desarrollo fisiológico del bebé.
  • Evitaremos en la medida de lo posible salir en las horas de más calor, así como estar mucho rato bajo el sol.
  • Cuando salgamos protegeremos al nuestr@s peques con su ropa, gorro y protección solar teniendo especial atención a cubrir su cabecita y las piernas.
  • Es ideal vestir a los niñ@s con ropa fina de algodón u otras fibras naturales y transpirables.
  • Evitaremos el contacto piel con piel directo. Iremos más fresquit@s si hay alguna tela de algodón entre el bebé y nosotr@s.
  • El porteo a la cadera y a la espalda reduce la sensación de calor.
  • Hidrataremos bien al bebé ofreciéndole regularmente líquido segun la edad.

Porteando con recién nacidos

Para portear a los más peques se nos ocurren un buen puñado de opciones:

  • Fular elástico: Boba de bambú: Con él podéis realizar diferentes nudos, los días más calurosos la cruz envuelta será vuestra mejor aliada.
  • Bandolera de anillas: Pueden ser de tela de fular o de telas de algodón, de lino o de bambú bien fresquitas.
  • Fular tejido:  Usando nudos canguro de una sola capa de tela, o cruz envuelta sin cerrar.
  • Fular semielástico: algunos como gypsy mama o SmallVips son especialmente fresquitos.
  • Mei tai ajustable, evolutivo tipo evolu’bulle.
  • Mochila evolutiva, tipo como Kokadi flipFidella.
  • Marsupi Plus: mochilita para utilizar de los 3,5 kg hasta los 7/8 meses. Es muy rápida y fácil de colocar gracias al sistema de cierre de velcros.
  • La mochila Marsupi Plus Breeze es aún más ligera y transpirable, de algodón 50% y lino 50%. Resulta ideal para el verano.

Porteando a partir de los 4-6 meses y con niños grandes

Aquí tenemos unas opciones algo distintas, adaptadas a las posibilidades de la edad y el tamaño de nuestr@s peques:

  • Fular tejido con nudos canguro.
  • Fular semielástico: algunos como gypsy mama Mam Eco son especialmente fresquitos.
  •  Bandolera de agua sukkiri: es una bandolera de anillas fabricada con una tela de malla, transpirable y suave. Ideal para bañarnos con el bebé en la playa o en la piscina, ya que se seca muy rápido.
  • Suppori , Kantan net, Tonga. Estos tres son ideales para el verano. Muy fáciles y prácticos de colocar. Son de rejilla y tapan muy poco. Como la bandolera, son asimétricos y cargan el peso a un hombro.
  • Mei tais. Portabebés preformados, compuestos por un cuadrado de tela central y cuatro tiras, que se anudan a la cintura. Son muy prácticos y ligeros.
  • Mochila boba air Es una mochila extraligera, muy fina e impermeable. Muy fácil de ajustar y de guardar, ya que ella misma se hace bolsa. Especialmente útil en verano, se puede mojar.
  • Mochilas ergonómicas, sobretodo resultan frescas llevando al pequeñ@ a la espalda.

¡Feliz porteo!

 

8 consejos para portear a la espalda

8 consejos para portear a la espalda

¿Vas a empezar a llevar el bebé a la espalda o ya lo estás haciendo? Hoy te ofrecemos algunos consejos que vale la pena tener en cuenta.

 

Elegir el portabebés adecuado

La mayoría de portabebés ergonómicos son aptos para el porteo a la espalda. Aún así, en diferentes etapas (según la edad del bebé) y según las circunstancias será más adecuado utilizar un portabebé ergonómico u otro. Por lo general, el fular tejido, la mochila ergonómica y el mei tai son los portabebés estrella para ir a la espalda. Aunque también se puede portear a la espalda con bandolera, kanga, fular semi-elástico o elástico y otros, requieren más experiencia para hacerlo con seguridad.

8

Encontrar tu momento

El momento lo eliges tú. De hecho, es posible portear a la espalda desde el nacimiento, siempre que te sientas preparad@. Cada familia acaba encontrando su momento más tarde o más temprano. Según tu experiencia, tus necesidades, y tus circunstancias, cuando a ti y a tu bebé os apetezca ¡es el momento!
8

Sentirse confiada

Si al principio te sientes insegur@ a la hora de colocarte el bebé a la espalda sitúate delante de la cama o el sofá para practicar con seguridad. Practica la forma de colocarte y bajar al bebé. Quizás te ayude sentarte en el sofá las primeras veces. También va bien practicar de pie con el soporte de otro adulto cerca que puede ser un apoyo si se necesitan unas manos en un determinado momento. Esto te dará confianza y la tranquilidad para empezar, luego… lo harás sól@ perfectamente!
8

Tener experiencia en porteo

Aunque sean unas semanas o unos meses te aconsejamos adquirir primero cierta experiencia en porteo delante y/o a la cadera. A no ser que te inicies cuando tu hij@ sea bien grande, y aunque no es algo imprescindible, va a darte “tablas” para hacerlo con confianza y portear mejor.
8

Inclinarse y reincorporarse

Es recomendable inclinarse ligeramente hacia adelante mientras pasamos al bebé a la espalda. De este modo le ofreceremos una superficie y un agarre más fácil. Seguidamente aconsejamos reincorporarse a la posición erguida. Cuando estás de pie el bebé se acerca a tu espalda, en cambio mientras estás inclinad@ el bebé suele estirar los brazos y alejarse. Encontrar el momento ideal para inclinarse y reincorporarse es la clave para la una colocación cómoda y segura.
8

El bebé me tira del pelo

Es un clásico. Todas las madres que hemos porteado a la espalda hemos sufrido cuando nuestro querido bebé nos ha tirado con todas sus fuerzas  de un mechón de pelos mientras anudábamos el fular a la espalda. Un truco muy sencillo es mantener estas manitas ocupadas con un juguete que le guste o un collar de porteo para tocar y chupetear.
8

Calcular los espacios

Aunque vayamos súper cómodos y podamos hacer muchas actividades con el bebé a la espalda, no nos podemos olvidar de su espacio y su actividad en todo momento. Por ejemplo cuando pasamos por una puerta o por el lado de un mueble, cuidado con sus piernas, ¡que a veces se mueven!!!! O cuando pasamos al lado de unas estanterías llenas de productos en una tienda ¡atención que esas manos cogen cosas!

8

Las siestas

Cuando nos hemos acostumbrado a llevar a nuestro bebé delante sabemos perfectamente la sensación de “peso muerto” que aparece en el momento en que se duerme y el porteo por parte del bebé deja de ser activo. Cuando lo llevamos a la espalda también vamos a notar cuando se duerme, aun así hay quien prefiere llevar un pequeño espejo de mano para observarlo con tranquilidad. También podemos aprovechar el reflejo de cualquier escaparate de alguna tienda o incluso el retrovisor de alguna moto o coche que esté aparcado. ¡Aunque nosotras somos partidarias de sacar el móvil y hacernos un selfie! jiji La cuestión es que cuando el bebé se duerma le sujetemos correctamente la cabecita con la tela del fular o la capucha de la mochila o mei tai.
8

¡Feliz porteo a la espalda!

Porteo a la cadera

Porteo instintivo y natural

El porteo a la cadera es del más antiguo que podemos encontrar. Este modo de porteo nos sale de forma absolutamente natural. Cuando coges a tu peque, ¿cómo lo colocas? Seguramente a la cadera sujetándolo con un brazo. El porteo a la cadera es un porteo de uso esporádico, cuando se cansan de ir andando, para ir a la playa, al hacer la compra, etc… Para portear durante horas recomendamos el uso de portabebés que repartan el peso por toda la espalda de forma uniforme.
Gracias a los portabebés ergonómicos tus brazos podrán descansar, y tu peque podrá ir cómodo y seguro.

Portabebés aptos para la cadera

El portabebés a la cadera más versátil es la bandolera de fular tejido. Podemos usarla desde recién nacidos hasta que lo deseemos. Por ese motivo es el portabebés complementario por excelencia. Las podemos encontrar de diferentes materiales, como el lino, bambú y hasta sintéticas para usarla en el agua.

Otro portabebés para portear a la cadera ligero y fresco es el Kantan net. Como es regulable, podemos usarlo a partir de los 4 meses hasta los 3 años.

El Suppori es un portabebés extra ligero y ocupa muy muy poco. Va por tallas del portador, se puede usar a partir de los 4 meses hasta los 3 años. Su gran característica es que no ocupa nada de nada.

Finalmente también podéis portear a la cadera con un mei tai o fular tejido. Algunas mochilas también permiten el porteo a la cadera, pero no es ni la opción más cómoda ni la más rápida.

¿Qué opción os gusta más?

No quiero usar el fular

El gran dilema

Quiero portear a mi bebé recién nacido, pero no quiero usar un fular.
En primer lugar, te diría que si este es tu caso, trates de contactar con una asesora de porteo o venir a uno de nuestros talleres. Mi recomendación es que lo pruebes, que pierdas el miedo a anudar el fular, y que descubras una a nueva sensación que probablemente te va a encantar.
Si aun así prefieres otro tipo de portabebés, hoy te orientamos un poco para que puedas decidir cuál es tuportabebés ideal entre los Mei-tai y los distintos tipos de mochila.

Opciones para todos los gustos

Cada familia, persona y bebé es un mundo. Lo que le va bien a tu amiga puede que no te vaya bien a ti. Si descartamos el fular tejido, el elástico y la bandolera, que son los más aconsejados, hoy os proponemos nuestros productos favoritos para portear a un recién nacido..

  • Mei-tai de Néobulle: Lo podéis usar a partir de los 3,5 kilos y hasta los 20 kilos. Se puede usar con mucha comodidad, tranquilamente hasta los 3 años y medio. Es fresco y ligero. Durante su colocación requiere hacer un poco de tensión y ajuste de la tela y anudado.
  • Mochila Kokadi Flip Baby: Seguramente es una de nuestras favoritas. Se trata de una mochila evolutiva de una excelente tela de fular. Tanto la parte del bebé como la del porteador están muy bien. Resulta muy cómoda, rápida y fácil de usar. A partir de 3,5 kilos a 15 kilos.
  • Mochila Marsupi: Mochila muy sencilla y fácil de usar gracias a sus cierres mediante velcros. A partir de 3,5 kilos hasta los 6-8 meses. Va por tallas del portador. Si los dos portadores tienen la misma talla os servirá la misma mochila sino necesitaríais dos tallas distintas.
  • Mochila Fidella: Mochila evolutiva de tela de fular muy ligera, no tienen acolchados ni en cinturón ni en hombros. Es muy suave y de fácil colocación. Se puede usar a partir de los 3,5 kilos y hasta el año.

En nuestra página web encontraréis muchas más opciones, en caso de dudas podéis contactar con nosotras a través de correo electrónico o en nuestras redes sociales.
¡Si estáis cerca de Barcelona os recomendamos venir a nuestros talleres, son gratuitos!

La nueva serie de Berto Romero

Mira lo que has hecho

Así es el título de la nueva serie de Berto Romero, inspirada en el día a día de unos padres primerizos.
La historia empieza con el parto, como no podía ser de otra forma, un parto medicalizado y con mucha gente. La acción se sitúa en una sala de partos donde a la mujer se le deja poco margen de movimiento. Esta es la realidad en muchos hospitales y clínicas. Todavía nos queda mucho camino que recorrer para conseguir un parto respetado.

Todos los tópicos

Obviamente, la serie muestra al público todos los tópicos de la maternidad, la lactancia materna y, cómo no, el colecho y el método Estivill. Me hubiera gustado muchísimo que profundizara un poquito más en estos temas en clave de humor. La duración de estos se nos ha hecho muy muy corta. Si hubiésen usado portabebés todo les hubiera salido mucho más fácil. La lactancia, el sueño, los cólicos, etc…
La verdad es que nos ha gustado y nos hemos reído mucho. Es un muy buen reflejo en clave de humor del día a día de una familia primeriza…

Portabebés en la serie

No hemos visto ni un portabebès en toda la serie… En cambio, sí un carrito rojo maravilloso, que suponemos que ha pagado la publicidad en la serie. ¡Atención spoiler! La serie finaliza con una gran sorpresa: un embarazo de mellizos. Y os puedo asegurar que, si en la segunda temporada no usan portabebés, los protagonistas de la serie van a estar muy muy perdidos. ¡Necesitarán las dos manos!
Así que si algún productor, actor, o equipo de la serie lee este post estaremos encantadas de la vida de ayudarles y asesorarles para hacer de la segunda temporada todo un éxito.

Yo no soy médica pero soy enfermera, y en mi caso personal después de uno también vinieron dos de golpe… ¡muero por disfrutar de la segunda temporada!

¿Habéis visto la serie? ¿Qué os parece?

El mejor regalo

Ser padre

Ser padre es complicado, igual que ser madre. En muchas ocasiones parece que ellos están allí de fondo, en segundo plano. No paren, no lactan, no tienen que remontar un postparto, pero sí que sienten, se preocupan, y pueden portear.
El porteo les acerca a su hij@ como de ninguna otra manera lo podrán hacer. El apego, el calor, y la ternura que despiertan el porteo no se explican con palabras. Sólo hay que ver esas miradas profundas, esos ojos empañados, y las sonrisas más sinceras para tener un atisbo de la magia de esos momentos.

 

Ideas para regalos

¿Quieres darle un regalazo? No lo dudes y regálale tiempo para pasar con su peque, tiempo para ellos, para disfrutar de la calle, de la naturaleza o del paseo con el perro.
¿Necesitas algunas ideas? Cuenta con nosotras, aquí te dejamos unas cuantas.

  • Si estáis embarazados o tenéis un bebé pequeño un fular elástico es la opción ideal. Puedes mirar nuestra carta de colores y elegir el que más le puede gustar. El negro es un clásico que nunca falla.
  • Si prefieres una mochila, la Boba 4G es ideal, muy fácil de usar, ligera y se adapta a todos los cuerpos.
  • Si vuestro peque ya es un poco más mayor la Beco Toddler será su mayor aliada.
  • Y si ya tenéis portabebés, para estos días de frío, nada mejor que un polar o cobertor Momawo para que puedan disfrutar cómodamente de los paseos sin pasar ni una pizca de frío.

Regala amor, regala porteo.
¡Feliz día del padre!

Agnès, el porteo con dos protesis. Porteo sin limites.

Quién soy

Me llamo Agnès, tengo 31 años y soy madre de una niña preciosa.
Nunca fui de las típicas niñas que tenía claro que quería casarse y ser madre, de hecho, yo no jugaba con muñecas ni a mamás y papás. Fue al conocer a mi pareja que quise formar una familia, quería que él fuera el padre de mis hijos.
¡El día 31 de diciembre de 2016 supimos que Lia estaba de camino!
Estábamos muy felices ya que era una niña muy esperada, pero allí empezaron mis dudas…

Cuando estaba a punto de cumplir 3 años, tuve la varicela y (no se sabe el motivo) hice una púrpura fulminante que provocó que me amputaran las dos piernas por debajo de las rodillas. He llevado una vida muy normal y he hecho siempre lo que he querido. Mi familia nunca me trató como si fuera diferente, especial ni con cautela y eso me hizo fuerte. Yo soy muy payasa y siempre me he reído de mí misma. ¡Creo que esa es la clave para todo en esta vida!

Las dudas de la primera vez

Lo primero que le pregunté al ginecólogo (¡aparte de si podía comer fuet, me dijo que si! Jejeje) es si había ayudado a dar a luz a alguna mamá amputada. Me dijo que no, pero ¿qué importaba eso? Tampoco estaba asustada, pero no sabía si daría a luz con las prótesis, sin ellas, en qué postura… Él me dijo que hay miles maneras de parir que ya vería yo lo que necesitara hacer en cada momento. Me dio mucha tranquilidad ya que él era un hombre muy “pachamama” cómo digo, y yo también así que me encantó.

Tuve un embarazo muy bueno, pero a medida que iba avanzando, caminaba peor. ¡Era un peso añadido al que yo no estaba acostumbrada! El eje de gravedad de mi cuerpo iba cambiando… Desde un principio pensé que el final del embarazo lo pasaría en silla de ruedas, ¡pero no fue así! El cuerpo es muy sabio y me adapte perfectamente al peso y a la postura.
Al ver que todo fluía en su curso las dudas que empezaron a surgirme fueron otras. ¿Qué pasará después? ¿Seré capaz de salir a pasear con la niña y el perro sola? ¿Hacer la compra con el cochecito y todo el follón? ¿Seré capaz de portear a mi hija? Supongo que como todas las madres. Pero yo lo enfocaba más a mis piernas, a si darían de sí todo lo que necesitaba. Yo soy una persona muy independiente y aunque mi marido siempre está allí para todo, necesitaba saber que yo sola podía.

Aprendizaje, empoderamiento, y porteo

Me encanta portear, es una sensación tan… no sé, de paz, calma, conexión con tu hija, cuando me mira… me enamoro cada vez. Es cierto que cuando porteo por la calle necesito un apoyo extra (el carrito) ya que a veces al tener tanto peso delante del cuerpo, puedo perder el equilibrio y me da miedo.
Aun con este pequeño hándicap, a día de hoy puedo decir SI a todo. Las mujeres somos fuertes, pero creo que hasta que no eres madre no sabes realmente lo fuerte que puedes llegar a ser, todo lo que eres capaz de hacer. Sí que es cierto que me canso más rápidamente. No porteo todo lo que me gustaría y no sé hasta cuando podré hacerlo (espero que mucho) pero eso ya se verá.
¡La vida es un constante descubrimiento y aprendizaje!

Porteo ergonómico

¿Qué es el porteo ergonómico?

El porteo ergonómico es aquel que respeta la fisiología del bebé y del portador. Eso significa que el porteo se adapta perfectamente a los dos cuerpos, manteniendo de esta forma una correcta posición en todos los aspectos.

 

La postura cifótica

Es muy importante buscar qué portabebés ergonómico se adapta mejor a nuestro bebé y a su edad.
Entre otras muchas cosas, el porteo ergonómico respeta la posición de la espalda del bebé en forma de C. Esta forma, llamada postura cifótica, es la postura fisiológica natural de nuestros peques al nacer. Debemos respetar dicha postura hasta que poco a poco y de forma natural va desapareciendo. Este es el principal motivo por el que el portabebés debe acompañar a nuestros peques en su desarrollo motor de manera natural, respetando siempre su posición.

Siempre visible y “besable”

En el porteo ergonómico el peque siempre es porteado mirando en dirección al portador. Así mantenemos la postura de C y a la vez protegemos la zona cervical. También es muy importante siempre llevar al bebé mirando hacia nosotros para evitar la sobreestimulación y el riesgo de asfixia. Si el bebé es porteado mirando hacia delante y se duerme, perdemos la visión de las vías aéreas. Al relajarse la zona cervical el mentón tocará su pecho y podría producirse el cierre de las vías aéreas. Por este motivo cuando hablamos de porteo ergonómico el bebé siempre tiene que estar visible y “besable”.

Proteger las caderas

El porteo ergonómico también protege el desarrollo de las caderas, manteniendo la postura de M de las piernas. Las rodillas deben quedar por encima del nivel del “culete” de nuestro peque. De esta forma la cabeza del fémur queda perfectamente encajada en el acetábulo coxal (hueso de la cadera). Con esta posición no hay ninguna tensión en el cuerpo del bebé, sus genitales quedan libres, y también favorecemos el tránsito intestinal.

¡Feliz porteo!

Ellos también portean

Ellos también portean

Muchas veces el mundo del porteo se asocia exclusivamente a la maternidad. Creemos que eso no debería ser así. El porteo no tiene edad, no es de ellas o de ellos. El porteo es algo universal.

Portear nos proporciona algunos de los mejores tesoros: el apego, el cariño, y ese lazo invisible que nos une. Y sí, ellos también portean y mucho. Pero lo hacen cuando pueden. Su baja paternal es terriblemente corta. ¡1 mes! Con un mes apenas te has hecho la idea que la familia ha crecido. Pero ellos tienen que volver a trabajar y se mueren de ganas de ponerse el fular o la mochila y salir.

En Kangura nos encanta ver como ellos se colocan el fular. Cada vez más a menudo son los papás los que vienen solos a informarse, a probar un portabebés, etc… Y no nos engañemos, el porteo es un vicio. Parémonos un momento a pensar… ¿Les dejamos portear? ¿O estamos tan encantadas de llevar a nuestro peque encima que en cuanto podemos nos quedamos ese momento para nosotras?

Dejemos que cuando vuelvan de trabajar, el fin de semana, cuando tengan ocasión, porteen y lo disfruten. Que queden tatuados en su piel y su alma esos momentos, ese olor cuando se duermen.

Ellos no han estado embarazados, no han lactado y sus hormonas no son una montaña rusa. Aun así, os podemos asegurar que en el momento que se les duerme el bebé encima con el fular se les remueve todo. Muchas, muchísimas veces hemos visto como la emoción se asoma tímidamente en forma de lágrima y se desliza por una mejilla.

¡Viva los papás porteadores!
¿Y tú, le dejas portear?
#ellostambiénportean

¿Cómo aprovechar las rebajas?

¿Cómo aprovechar las rebajas?

¿Estáis a punto de ser padres o tenéis un recién nacido en casa?

Vuestras mejores opciones son los portabebés de tela o sin forma. Podéis elegir entre fular elástico, bandolera o fular tejido. Si lo que buscáis es un portabebés con un poco más de forma os recomendamos los mei tai de Néobulle, hechos de tela de fular.

¿Tenéis un bebé de 5 meses o más?

Una fantástica opción son las mochilas de panel fijo de Boba, ya que incorporan los reposapiés y la podréis alargar durante aproximadamente 2-3 años. Si os apetece salir un poco de los modelos de siempre ahora tenéis las ediciones limitadas rebajadas. No habrá un mejor momento para echar un vistazo y haceros con un modelo exclusivo y original.

¡Si vuestro peque ya tiene 2 años es el momento de pasaros a una toddler!.

Una Beco Toddler Cool es una fantástica opción para empezar a planificar unas buenas vacaciones de verano.
¡Y obviamente no os olvidéis de poner en vuestra compra un súper abrigo! El abrigo os servirá durante el embarazo, el porteo durante 3 años y después os quedará como una fantástica chaqueta individual. Elegid el color que más te guste, ¡no os quedéis sin él! ¡Y para la primavera o días más calurosos el Momawo Light es el cortaviento impermeable más “top” del porteo!