Ellos también portean

Ellos también portean

Muchas veces el mundo del porteo se asocia exclusivamente a la maternidad. Creemos que eso no debería ser así. El porteo no tiene edad, no es de ellas o de ellos. El porteo es algo universal.

Portear nos proporciona algunos de los mejores tesoros: el apego, el cariño, y ese lazo invisible que nos une. Y sí, ellos también portean y mucho. Pero lo hacen cuando pueden. Su baja paternal es terriblemente corta. ¡1 mes! Con un mes apenas te has hecho la idea que la familia ha crecido. Pero ellos tienen que volver a trabajar y se mueren de ganas de ponerse el fular o la mochila y salir.

En Kangura nos encanta ver como ellos se colocan el fular. Cada vez más a menudo son los papás los que vienen solos a informarse, a probar un portabebés, etc… Y no nos engañemos, el porteo es un vicio. Parémonos un momento a pensar… ¿Les dejamos portear? ¿O estamos tan encantadas de llevar a nuestro peque encima que en cuanto podemos nos quedamos ese momento para nosotras?

Dejemos que cuando vuelvan de trabajar, el fin de semana, cuando tengan ocasión, porteen y lo disfruten. Que queden tatuados en su piel y su alma esos momentos, ese olor cuando se duermen.

Ellos no han estado embarazados, no han lactado y sus hormonas no son una montaña rusa. Aun así, os podemos asegurar que en el momento que se les duerme el bebé encima con el fular se les remueve todo. Muchas, muchísimas veces hemos visto como la emoción se asoma tímidamente en forma de lágrima y se desliza por una mejilla.

¡Viva los papás porteadores!
¿Y tú, le dejas portear?
#ellostambiénportean

Un pensamiento en “Ellos también portean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *