¡No puedo más!

El sábado, durante el taller de gemelos, vivimos un momento muy emotivo. Una de las mamis se saturó. Paula, una súper mami de mellizos, vino sola al taller y Gala, su hija, estaba altamente demandante, llorando intensamente. Dejó a Carlitos en el suelo, en una mantita  pero al cabo de un rato se empezó a aburrir de estar en el suelo y también empezó a llorar. Eso angustió a Paula ya que atender a dos bebés que lloran a la vez es muy, muy estresante. Le ofrecimos ayuda, Montse se puso a Carlitos en un Kantan  le dio un collar de porteo y siguió trabajando en la tienda muy bien acompañada. Paula lloró y nosotras también al verla, hablamos, hablamos mucho.

Hay momentos muy duros en la maternidad, sobre todo si tenemos que cuidar a más de un bebé. Muchas veces en las redes vemos unas maternidades perfectas, sin estrés. Es cierto que durante los primeros meses cuando estás de baja todo es lento y vives en un perfecto slowlife  El problema, como le pasó a Paula, es la vuelta al trabajo. Es duro conciliar trabajo, casa y gemelos puede ser un gran cóctel. Por eso debemos estar acompañadas y compartir nuestros sentimientos y emociones ya que en un momento u otro a todas se nos ha pasado por la cabeza la gran frase de Lucia Be: “No me da la vida”.

Yo pienso, ¿si “no doy pa más” cómo lo hacen las otras mamis? ¿Seré la peor madre del mundo? Si no doy abasto, pues seguramente será que no es oro todo lo que reluce y muchas tienen ayuda en casa casi las 24h del día. Si tienes a alguien que te limpie la casa, cocine y te doble la ropa, las cosas cambian muy mucho.

Realizamos un parón en el taller para dar biberones, pecho y cambiar pañales. Emprendimos de nuevo el taller mientras Paula estaba con Gala y Montse con Carlitos. El taller fue muy bien y tod@ s aprendimos algo.

Montse y yo reflexionamos sobre la maternidad y su presencia en las redes, lucharemos por una maternidad real, sin edulcorantes.

P.D: Este post está escrito en el coche mientras voy de excursión con los peques. ¡El tiempo es oro y se tiene que aprovechar cada minuto!

Disneyland París

Nuestra experiencia en Disneyland París ha sido muy buena. En primer lugar explicaros que nosotros viajamos un fin de semana, salimos de Barcelona el viernes al mediodía y regresamos el domingo por la noche. La verdad es que tuvimos suerte porque al ser un fin de semana sin festivos no encontramos una gran multitud de gente.

Para viajar con niños pequeños es fundamental el uso de portabebés ergonómicos ya que te facilitan muchísimo la vida.

El primer lugar donde vas a usar el portabebés es en el aeropuerto. Si viajáis con carrito tendréis que facturarlo y, una vez embarcado, ¿dónde ponemos a nuestr@ hij@? Nosotros viajamos con una niña de 5 años y dos mellizos de 3 años recién cumplidos.

Los portabebés que elegimos para el viaje fueron una Beco Toddler y una Tula Toddler, pero echamos muchísimo de menos la bandolera. Creo que hubiéramos ido aún más cómodos con una bandolera. Para movernos por el aeropuerto los pequeños fueron a ratos andando y cuando se cansaban subían a la mochila. Otro punto a favor es que los portabebés los podéis subir al avión. Así a la llegada a vuestro destino podéis poner a vuestr@ hij@ en el portabebés e ir a recoger las maletas con tranquilidad y sin dramas.

Dentro del parque Disneyland París alquilan cochecitos aunque no son aptos para bebés. Se trata de carros tipo silla de ir correr de tres ruedas, de respaldo fijo y sin posibilidad de tumbar ni reclinar a los pequeños. Su precio es de 20€ al día y si queréis cambiar de parque tenéis que dejar el cochecito en el parque donde lo habéis alquilado e ira hasta el otro parque que está a unos 10 minutos andando, sin cochecito, para recoger el otro. Los carritos se pueden llevar al hotel dejando una fianza de 50€.

Un dato muy, muy importante es que las sillas de paseo y carritos se tienen que quedar fuera cuando hacemos las colas, es decir, que para subir a una atracción tenemos que dejar el carro fuera y llevar a nuestros peques en brazos durante la espera. Si lleváis un portabebés como una bandolera o una mochila, una vez dentro lo podréis dejar en el suelo de la atracción o entre las piernas sin ningún problema.

Nosotros hemos tenido surte y sólo hicimos dos colas largas. La de Ratatouille, de 40 minutos, y para conocer Mickey unos 45 minutos aprox. Las colas se hacen bastante amenas pero Lluc, uno de los mellizos, se pasó la cola de Mickey haciendo la siesta en la mochila. ¿Os imagináis hacer una cola sin ningún portabebés? Sigo pensando que el poratabebés ideal hubiese sido una bandolera, ya que les permite subir y bajar con más facilidad, ocupa muy poco, y es muy rápida de poner.

Ha sido un fin de semana muy mágico, todos hemos disfrutado muchísimo y si nos tenemos que quedar con algo nos quedamos con Buzz Lightyear y sus amigos, el Castillo y las princesas, y el maravilloso entorno del parque. Nos lo hemos pasado muy bien, y aunque ha sido agotador las mochilas nos han salvado, ya que Artur y Lluc han estado altamente demandantes.

Como dice Buzz: ¡Hasta el infinito… y más allá!

Familia Kangura.

Porteo doble ( primera parte)

En este post introduciremos el porteo en gemelos o mellizos. Hoy os damos algunos consejos para el porteo doble en recién nacidos.

El porteo en gemelos o mellizos parece muy complicado pero no lo es si vas adaptando el porteo a las necesidades de tus bebés y a las tuyas. El primer consejo es no obsesionarse con el portear. Me explico, querer hacer porteo de mellizos o gemelos sin soporte de carro o cochecito sería no ser realista y no tener una visión real de la maternidad/paternidad cuando tienes dos hijos a la vez.

Hay que tener en cuenta que la maternidad/paternidad con dos bebés a la vez es muy estresante, con una demanda constante. Los primeros días, hasta que no coges el ritmo, son muy duros no nos vamos a engañar.

Antes de adentrarnos en los portabebés debemos tener en cuenta factores importantes como las semanas de gestación en la fecha de nacimiento, o el peso del bebé.

En muchas ocasiones los bebés gemelares no superan los 3 kilos, nacen antes de la semana 38 y algunos tienen un tono muscular bajo. Dentro del mismo parto nos podemos encontrar un bebé de bajo peso, bajo tono muscular y el otro bebé que supere los 2kilos y que nazca con un tono muscular correcto. En mi caso un mellizo pesó 1.900Kg y el otro 2.800Kg.

Las semanas de gestación son importantes, ya que si hablamos de prematuros deberemos tener en cuenta la edad corregida del bebé para escoger el portabebés.

Muchas veces superar la barrera de los 3.5 kilos es duro y pueden pasar tranquilamente 3 meses, ¡pero no os preocupéis! A mi lado tengo durmiendo un niño guapísimo de 3 años que justo hace un mes alcanzamos los 10 kilos, sin prisas, con calma y con mucho amor.

La primera opción sin lugar a dudas si vais a ser padres o madres por partida doble es el fular elástico. ¡No os perdáis la experiencia de portear a los dos de esta forma! Es una sensación única y un recuerdo que queda grabado en la piel para toda la vida.

En fular elástico colocaremos un bebé en cada tira, en posición ranita sin abrir piernas. Cuando los tengáis en brazos observaréis que esa es su posición natural. Haced una prueba, sentaos en el sofá semitumbados y poneros el bebé encima. De la misma manera que se quedan dormiditos, en posición ranita, encima de vosotros es como deben ir colocaditos dentro de la tira del fular.

 

Otra opción  a tener en cuenta desde recién nacidos es la bandolera. Ésta nos permite ajustar punto por punto y, del mismo modo que en el fular elástico, pondremos al bebé en posición ranita dentro de la bandolera. Los primeros días, y seguramente durante el primer mes, no abriremos las piernas. No sacaremos las piernas hasta pasar los 3kg. Tanto con bandolera como en fular elástico podemos portear a un bebé o a los dos. En el caso de la bandolera utilizaremos siempre una bandolera para cada bebé.

La tercera opción para portear a bebés recién nacidos es el fular tejido, siendo la opción más técnica. ¡Con un poco de práctica la dificultad técnica queda superada!

El porteo y el contacto durante los primeros días es muy importante tanto para los bebés como para los padres. Os ayudará a superar el estrés y a disminuir la ansiedad. Esto os permitirá relajaros y establecer el vínculo y apego entre vosotros y los pequeños.

 

Porteo y montaña

Con el inicio de la primavera apetece más salir de excursión y disfrutar de la naturaleza. La observación del medio natural es esencial para el desarrollo de nuestr@s hj@s. La naturaleza ofrece una gran variedad de estímulos que aumenta la capacidad cognitiva ya que estimula el sistema nervioso y neuronal con la simple observación de todo lo que les rodea, desde los árboles a escuchar los maravillosos cantos de las diferentes especies de pájaros que encontramos en nuestros bosques, el agua del río o el ruido de las hojas que pisamos al andar.

Hoy os ofrecemos unos consejos para disfrutar al máximo de las salidas a la naturaleza en familia.

Lo más importante es llevar un portabebés que se adapte perfectamente al niñ@ y al porteador. El portabebés que recomendamos para ir de excursión es la mochila ergonómica, actualmente en el mercado tenéis una amplia variedad de marcas y diseños  que se adaptan perfectamente a todas las edades y circunstancias. La mochila es rápida de poner y resulta muy cómoda para realizar largas caminatas.

En invierno debemos evitar un exceso de ropa de abrigo en el bebé antes de colocarlo en el portabebés, ya que por un lado podría estar demasiado abrigado y pasar calor y por otro, podría verse limitada su correcta colocación y sus movimientos. Siempre tenemos que tener en cuenta que al portear hacemos de termorregulador natural para nuestro hij@. Por ese motivo no aconsejamos el uso de petos enteros o monos ya que en muchas ocasiones no transpiran lo suficiente, manteniendo calor y humedad dentro del “mono” y aumentando la temperatura en exceso en su interior, además dificultan la movilidad y no permiten un buen ajuste del portabebés. Sin un buen ajuste del portabebés el centro de gravedad queda desplazado, la posición del porteador no es la correcta y puede que no vayamos cómodos. Durante la época de frío podemos vestir a nuestr@ pequeñ@ con ropa de algodón cómoda, unos pantalones y un jersey o sudadera, después una vez puesto en el portabebés nos abrigaremos los dos, ya sea con una chaqueta de porteo, chaleco o una chaqueta amplia. Para proteger las piernas del frío y/o viento podemos usar calentadores de algodón o de lana. Siempre abrigaremos la cabeza con un gorro ya que termoregulamos a través de la cabeza y, si la protegemos del frío, ayudamos al cuerpo de nuestro hijo a mantener de una forma natural una temperatura constante. Os recordamos que si vais a la nieve o a cotas altas de montaña es necesario el uso de gafas de sol para los peques y crema solar.

En verano vestiremos a nuestr@ hij@ con ropa de algodón, protegiendo la cabeza y poniendo crema solar en todas las partes visibles del cuerpo, sobre todo no dejando ni piernas, nuca ni orejas sin proteger, por experiencia os cuento que un niño se puede quemar las piernas subiendo una cima aunque pasemos gran parte de la subida entre zonas boscosas sombrías. Evitaremos el contacto con la piel del portador, poniendo un pequeño paño de algodón o con su propia camiseta.

Durante todo el año tenemos que ofrecer líquidos a los pequeños, ya sea el pecho, biberón o agua con cantimplora. Observar el mundo es muy agotador y aunque no anden el desgaste mental es muy alto. Es necesario hacer alguna parada técnica para ofrecer algún tentempié a los pequeños excursionistas, como fruta, galletas o frutos secos. Esto es importante para evitar la posible “rabieta montañil”, que suele pasar habitualmente pero que se resuelve con comida y paciencia. ¡Mucha paciencia!

Antes de salir de casa es necesario hacer una buena planificación y tener la ruta clara. Para eso os recomendamos la aplicación para el móvil Wikiloc (https://es.wikiloc.com), donde podéis encontrar muchas rutas muy bien clasificadas por tipología, dificultad, tiempo y desnivel, y si se trata de rutas circulares o de un solo tramo. Los más mayores de casa os pueden ayudar a planificar y a seguir la ruta con el mapa de la aplicación. Hay otras herramientas parecidas que podéis encontrar para todos los tipos de teléfonos. En este caso, la información de rutas y la aplicación son gratuitas pero deberemos pagar una suscripción si queremos poder seguir nuestra ruta con navegación de GPS. Tenemos que ser realistas y pensar que vamos con niños y que puede que no lleguemos a hacer aquello que teníamos planeado. ¡Lo importante es disfrutar del camino!

En la mochila también llevaremos ropa de recambio, pañales en caso que sean necesarios, y el móvil bien cargado.

En excursiones con niñ@s hasta los 5 años recomendamos llevar una mochila toddler, así en caso de cansancio podremos seguir y evitar la sensación de frustración o culpa de nuestros peques. Llevarla les da seguridad al saber que si no pueden seguir podrán subir a la mochila y descansar un rato para emprender de nuevo el camino. Eso los ayuda a estar tranquilos y sentirse seguros.

¡Que disfrutéis mucho de vuestras salidas a la naturaleza! Estaremos encantados de recibir vuestras fotos y que nos expliquéis vuestras aventuras.

Testimonio de Cristina

Versión en Castellano

Em dic Cristina Agustí, sóc la mare de la Kie, la Tanit i en Guerau. Aquest any faré 40 anys (encara no m’ho acabo de creure), sóc doctora en Biologia i fa 10 anys que treballo com a epidemiòloga en el camp del VIH/Sida i les infeccions de transmissió sexual.

Convertir-se en mare no ha estat un camí fàcil per a mi. L’any 2011 vam adoptar a la Kie a Etiòpia quan ella tenia 13 mesos. Poc temps després vam iniciar un segon procés d’adopció, aquesta vegada al Marroc, i quan ja estàvem a punt de rebre l’assignació d’un nadó va canviar la política del país en matèria d’adopcions i es van restringir les adopcions internacionals. Sense donar-nos per vençuts vam engegar un altre procés adoptiu de nou a Etiòpia però, dos anys més tard, ens van desaconsellar aturar el procés davant de les dificultats creixents al país pel que fa a les adopcions internacionals. Vam decidir canviar l’estratègia, ens vam sotmetre a vàries inseminacions sense èxit i finalment, el gener de 2014, em vaig quedar embarassada de la Tanit i en Guerau després d’una FIV. Tot plegat va ser un procés molt dur, molt desgastant tant física com emocionalment però el final no podria ser més feliç.

Passar de ser dos a tres va suposar tot un canvi però res comparat a passar a ser 5 amb l’arribada dels bessons. Si sumes l’arribada de dos nadons a la vegada, uns inicis de lactància complicats, una nena de 4 anyets que acaba de canviar d’escola, canviar-se de casa, amb els avis a 80km i que no teníem cap experiència amb recent nascuts… va ser tot un repte, però de tot te‘n surts i dos anys i mig després així seguim, amb dies més estressants que altres però completament enamorats de la nostra família.

La maternitat m’ha transformat en molts aspectes, sóc una convençuda defensora de la lactància materna, cal normalitzar-la, la majoria de gent es sorprèn de que hagi donat de mamar als bessons i més encara quan els veuen mamar ara que estan a punt de fer els 3 anys. No em canso de repetir que és possible alletar dos nadons, cal però que les dones estiguin ben informades i rebin tot el suport possible. Tot això m’ha portat a formar-me com a assessora de lactància i col·laborar com a voluntària al grup ALBA de Badalona, la meva ciutat adoptiva.

Em vaig iniciar en el món del porteig amb la Kie però no va ser fins l’arribada dels bessons que es va convertir en un aspecte essencial de la criança dels nostres fills. Portejar els bessons ens ha permès poder atendre millor a la nostra filla gran, poder anar amunt i avall sense haver de lidiar amb el cotxet (que de petit no en tenia res) doble i poder donar el pit en qualsevol moment i en qualsevol lloc amb total comoditat i seguretat. Sense oblidar del plaer indescriptible que suposa portar als teus nens a prop teu… no puc evitar que se m’escapi un somriure ple de tendresa!


Versión en Castellano

Me llamo Cristina Agustí, soy la madre de Kie, Tanit, y Guerau. Este año cumpliré 40 años (todavía no me lo creo), soy doctora en Biología y llevo 10 años trabajando como epidemióloga en el campo del VIH/Sida y las infecciones de transmisión sexual.

Convertirse en madre no ha sido un camino fácil para mí. En el año 2011 adoptamos a Kie en Etiopía cuando ella tenía 13 meses. Poco tiempo después iniciamos un segundo proceso de adopción, esta vez en Marruecos, y cuando ya estábamos a punto de recibir la asignación de un bebé cambió la política del país en materia de adopciones y se restringieron las adopciones internacionales. Sin darnos por vencidos iniciamos otro proceso adoptivo de nuevo en Etiopía pero dos años más tarde, nos aconsejaron parar el proceso ante las dificultades crecientes en el país en relación a las adopciones internacionales. Decidimos cambiar de estrategia, nos sometimos a varias inseminaciones sin éxito y finalmente, en enero de 2014, me quedé embarazada de Tanit y Guerau después de una FIV. Fue un proceso muy duro, muy desgastante tanto física como emocionalmente pero el final no podría haber sido más feliz.

Pasar de ser dos a tres supuso todo un cambio pero nada comparado con pasar a ser 5 con la llegada de los mellizos. Si sumas la llegada de dos mellizos a la vez, unos inicios de lactancia complicados, una niña de 4 añitos que acaba de cambiar de colegio, cambiarse de casa, con los abuelos a 80km y que no teníamos ninguna experiencia con recién nacidos… fue todo un reto, pero todo se supera y dos años y medio más tarde así seguimos, con unos días más estresantes que otros pero completamente enamorados de nuestra familia.

La maternidad me ha transformado en muchos aspectos, soy una convencida defensora de la lactancia materna, es necesario normalizarla, la mayoría de la gente se sorprende de que haya dado el pecho a los mellizos y más todavía cuando los ven mamar ahora que están cerca de cumplir los 3 años. No me canso de repetir que es posible lactar a dos bebés, pero es necesario que las mujeres estén bien informadas y reciban todo el soporte posible. Todo esto me ha llevado a formarme como asesora de lactancia y a colaborar como voluntaria en el grupo ALBA de Badalona, mi ciudad adoptiva.

Me inicié en el mundo del porteo con Kie pero no fue hasta la llegada de los mellizos que se convirtió en un aspecto esencial de la crianza de nuestros hijos. Portear a los mellizos nos ha permitido poder atender mejor a nuestra hija mayor, poder ir de aquí para allá sin tener que lidiar con un carrito (que de pequeño no tenía nada) doble y poder dar el pecho en cualquier momento y en cualquier sitio con total comodidad y seguridad. Sin olvidar el placer indescriptible que supone llevar a tus hijos cerca de ti… ¡no puedo evitar que se me escape una sonrisa llena de ternura!

 

Fular tejido

El fular tejido es el portabebés más versátil que hay en el mercado. Éste tipo de fular permite el uso desde el nacimiento hasta que porteadores y bebés quieran.
Probablemente también sea el portabebés que más intimida a aquell@s que se inician en el mundo del porteo, ya que su uso depende exclusivamente del anudado. Actualmente internet está lleno de multitud de tutoriales con nudos de todos los niveles, pero para empezar a sacar un buen rendimiento del fular no es necesario complicarnos la vida ni saber hacer un montón de nudos. Con dos o tres nudos bien hechos tenemos más que suficiente para hacer un uso intensivo del fular y disfrutarlo plenamente.

Hay diferentes mezclas de materiales que encontraremos en la composición de los
fulares. Aunque el fular de algodón 100% es el más común, el mismo algodón es también la base para elaborar diferentes mezclas con otros materiales como el lino, el cáñamo, el bambú, la seda o  la lana. Últimamente están apareciendo nuevos materiales: algas marinas como el seaweed, o derivados del plástico reciclado como el repreve, por ejemplo, obtenido a partir del reciclaje de botellas de plástico. Cada material ofrece unas propiedades distintas y, por lo tanto, la variedad de mezclas permite adaptarse perfectamente a cada clima donde vivamos, al porteador, y al bebé.

El gramaje, el siguiente punto a tener en cuenta, nos indica el peso del fular por m2. Éste valor se traducirá en si el fular es más o menos grueso. El gramaje habitual en el fular tejido oscila entre los 180g/m2 y los 250g/m2. Los fulares de gramaje superior, aunque también son aptos para recién nacidos, serán ideales para niñ@s mayores, con nudos de una sola capa y con tallas cortas. Podríamos decir que hay un fular para cada papá o mamá, hay miles de diseños, marcas y diferentes tipos de materiales que se adaptan perfectamente a todas las necesidades.
En los últimos años el uso del fular tejido se ha extendido por todo el mundo y esto ha incentivado el nacimiento de muchas nuevas marcas, algunas de ellas relacionadas muy estrechamente con el mundo de la moda y el diseño. ¡Al final el fular es una pieza más de nuestro vestuario que va con nosotr@s casi a diario!

A la hora de escoger, el mejor consejo es que optéis por uno que os guste, que os siente bien, ya que igual que con la ropa si os compráis unos tejanos sin estar convencid@s probablemente van a quedarse olvidados en casa dentro de algún cajón. Un fular tejido es mucho más que un portabebés. Una de las últimas portadas de la revista Vogue ha sido protagonizada por una top model con su bebé en un fular tejido, lo que evidencia que poco a poco el fular tejido va cogiendo fuerza dentro del mundo más urbanita.

Las marcas y los diseños influyen directamente en el precio del fular pero no necesariamente en su calidad. Hay marcas que fabrican fulares a mano y, como todo producto artesanal manufacturado y exclusivo, son más caros. Otras marcas, más accesibles, están entrando con mucha fuerza en el mercado ya que apuestan por diseños modernos y materiales de calidad pero de producción a más gran escala. Podéis encontrar fulares tejidos desde 49€ hasta fulares exclusivos y únicos de 2000€.

Una vez has probado el fular tejido te enamoras de él, de su versatilidad, del tacto, de su soporte, y sobre todo de las sensaciones. El fular te permite ajustar el tejido punto por punto a la perfección. Esto lo hace un portabebés extremadamente cómodo, ya que centra nuestro punto de gravedad y reparte tan bien el peso que porteador y bebé parezcan ser uno solo. ¡La sensación inigualable de llevar a nuestr@s pequeñ@s encima durmiendo, o admirar como descubren el mundo entre nuestros brazos es un inmenso y auténtico placer!

Que digan

Este post va dirigido a ti, que entraste en la tienda con la sensación de ser la peor madre del mundo por querer llevar a tu bebé en el fular todo el día. Me comentaste que te decían que se acostumbraría a estar en brazos y que ya no se separaría de ti (por desgracia esto no pasa y, sí, los hijos se separan de las madres), pero tú en pleno postparto y con los ojos vidriosos dijiste que no podías dejarlo. ¡Claro que no! Portea. Portea todo lo que quieras. ¡Como dice Gemma Guillamón los niños ya vienen malcriados de fábrica! ¿Después de casi 9 meses dentro de ti, esperamos tener bebés independientes?

Somos animales y nuestras crías para sobrevivir dependen única y exclusivamente de los padres. De ahí la importancia del apego y su teoría desarrollada por John Bowlby, donde manifiesta la importancia de establecer unos buenos vínculos afectivos. En su teoría sobre el apego, Bowlby enfatiza en que la experiencia del niño con sus padres tiene un papel  fundamental en la capacidad posterior de establecer vínculos afectivos con otr@s, y que una de las funciones principales de los padres es proporcionar una base segura para que los pequeños tengan la suficiente confianza para salir a explorar, del mismo modo que los animales salen del nido y van a cazar solos o empiezan a volar. En su teoría también nos muestra la importancia que el niño pueda depender de sus figuras de apego y que éstas puedan proteger al niño cuando lo necesita.

Así que simplemente hazlo. Haz lo que quieras, lo que salga de tu corazón y de tu alma, porque siempre van a opinar, la vecina, la mami del parque, tu madre, tus suegros, la profe de la guardería… Todo el mundo tiene un máster en maternidad menos tú, la novata. ¡Pero no! ¡Sigue tu instinto y que digan lo que quieran, total ellos van a opinar igual, así que hazlo! Portea todas las horas que quieras. No sé cuántas veces me han dicho que voy a acabar muy mal de la espalda, que nunca van a andar, que no se despegaran de mi… Pues la realidad no es esa. L@s niñ@s portead@s son más independientes, más sociables y tienen un mejor desarrollo psicomotor, ya que el bebé está constantemente estimulado. En pleno posparto muchas veces nos preocupamos por el que dirán, en cambio nuestro instinto es llevar el bebé pegadito al cuerpo tanto en las madres como en los padres.

El porteo hace que los bebés lloren menos, y eso nos estresa mucho menos a ell@s y a nosotr@s. El llanto de un bebé es uno de los sonidos más molestos del mundo, en un próximo post os explicaremos como Darwin con su teoría de la evolución justifica éste hecho y hasta la importancia de no dejarles llorar desatendidos. Está demostrado que el porteo reduce la posibilidad de sufrir una depresión posparto, así que padres y madres, pasad olímpicamente de lo que os digan, os puedo asegurar que el porteo por desgracia mía no es eterno. El porteo intensivo es durante el primer año y después va disminuyendo, ya que tenemos que recordar que somos animales, una vez descubren que pueden andar van a querer andar. Y si por el camino prueban un patinete, adiós al porteo. Pero no te desanimes, se cansan y necesitan el portabebés para descansar y luego seguir con la actividad.  Disfruta mucho de los momentos pegada a ell@s, el tiempo pasa muy muy rápido. Es espectacular observar como os cambia la cara y se iluminan vuestros ojos en el momento en que os ponéis a vuestro bebé por primera vez en un fular elástico. La emoción pasa directamente a vuestra mirada que en un segundo transmite una emoción que sólo puede comprender quien ya ha probado el porteo. Yo estuve en tu lugar. Y luego, un día vas con fular y el otro empujas una bicicleta. Como dice el gran slogan de las camisetas de La tribu de mami: “Amar no es malcriar”, ¡PORTEAR NO ES MALCRIAR!

Feliz porteo.

Bebés & Mamás Barcelona 18-19 marzo

Con mucha ilusión y con toda la energía, una vez más estaremos en una nueva edición de la Feria BEBÉS Y MAMÁS que se celebrará este fin de semana 18 y 19 de marzo en Barcelona en el Pabellón 8- Fira de Barcelona.

¡Este año os esperamos para presentaros todas nuestras Novedades en el STAND 16!

Acercaos a nuestro Stand y podréis ver, tocar, probar y descubrir todos nuestros portabebés, además de recibir una asesoría personalizada y resolver todas las dudas que tengáis respecto al porteo.

¡Os ofrecemos descuentos exclusivos del 10% en todos nuestros productos durante los dos días de feria!

Además entre todos los asistentes que se hagan una foto en nuestro stand con un portabebés ergonómico y la compartan en el muro del Facebook de Kangura con un “me gusta” en nuestra página y el hashtag #SorteoKanguraBobaAir o #SorteigKanguraBobaAir , sortearemos una fantástica Boba Air Black, una mochila novedosa, muy fina, fresca e impermeable ¡perfecta para viajeros y familias muy activas!

Podéis descargar  aquí Vale_Descuento_Barcelona de 6€ para el ingreso a la Feria o hacerlo directamente desde la web www.bebesmamas.com.

¡Os esperamos!

Equipo Kangura

 

 

¡Participa en el sorteo de un vale regalo por valor de 50 € cada mes!

Si visitáis nuestra tienda Kangura Barcelona y para agradeceros vuestra confianza, durante el 2017 os invitamos a participar en el sorteo de un Vale Regalo de 50 € cada mes.

Para participar solo tenéis que enviarnos una foto de vuestra visita en nuestra tienda en Barcelona, por mensaje privado al facebook, con una breve descripción de vuestra experiencia en la tienda y el por qué os gustaría ser los ganadores del Vale Regalo de 50€.

Con todas las fotos recibidas crearemos un álbum en facebook Kangura titulado “Visítanos y comparte 2017″. En él iremos compartiendo las fotos recibidas que participan en el sorteo cada mes.

Tenéis tiempo desde ahora hasta las 23:59h del 31 de diciembre del 2017. Cada mes se realizará el sorteo entre todos los participantes del mes en curso y el/la ganador@ se publicará en facebook a lo largo de la primera semana del mes siguiente.

A cada fotografía compartida se le adjudicará un número de participante y cada sorteo mensual se realizará mediante una de las plataformas: random.org, sortea2 o EasyPromos.

Cada Vale Regalo de 50 € podrá canjearse en nuestra tienda Kangura Barcelona por la compra de cualquier producto de porteo.

Concurso válido para residentes en España.

Se considerará una foto por familia y/o visitante.

Enviando tu foto para participar en este sorteo autorizas a Kangura a publicarla en Facebook, Twitter, Instagram, Blog, web y otros soportes de comunicación.

La participación en este sorteo implica la aceptación de las bases que aquí se describen.

¡Suerte para tod@s y feliz porteo!

El Porteo no sólo aporta grandes beneficios para el bebé, también los aporta para la madre y el padre. ¡Conócelos!

Sabemos que el porteo aporta grandes beneficios para el bebé ya que duerme mejor y llora menos, regula su temperatura, ritmo respiratorio y digestivo, le aporta bienestar y le hace sentir seguro.

Además en un portabebé ergonómico la posición es adecuada y favorable para el correcto desarrollo de la columna, fémur y caderas del bebé, le permite una adecuada estimulación visual, motriz y táctil al estar en contacto constante con la voz y las caricias de la mamá o el papá dándole seguridad y permitiéndole poco a poco aprender observando y tomando consciencia del mundo que le rodea.

Si con estos motivos ya estáis convencidos de poner un portabebés ergonómico en vuestras vidas, seguro que os gustará conocer los grandes beneficios que también puede aportar el porteo para mamá y papá.

1.- Un mejor vínculo afectivo con su bebé, tanto físico como sensorial. Portear a diario y en cualquier momento les permite transmitir su calor, sus caricias, besos, miradas y toda la ternura sin límites y sin interrupciones.

2.- Mayor tranquilidad. Al ver al bebé tranquilo los padres sienten una maternidad/paternidad satisfactoria, disfrutando de un hijo satisfecho y feliz.

3.- En las mamás, el contacto y la cercanía estimulan la secreción de oxitocina disminuyendo el riesgo de padecer depresión postparto.

4.- Una lactancia agradable. La facilidad para amamantar en cualquier momento y lugar permite una mayor producción de leche, proximidad del bebé al pecho y libertad para amamantar donde sea y además discretamente.

5.- Tener las manos libres!!!! Imprescindible cuando el listado de tareas domésticas o de trabajo parece interminable y nos faltan manos para llegar a todo.

6.- Mayor bienestar físico. Menos molestias de espalda o musculares de brazos, debido a que el peso se reparte correctamente y simétricamente en toda la espalda y recae principalmente en la cadera.

7.- Capacidad de realizar múltiples actividades. Gracias al porteo no hace falta abandonar las actividades cotidianas, muchas de ellas se pueden realizar llevando al bebé. Puedes cocinar, comprar, jugar con los hermanos mayores, pasear, desayunar, trabajar y si te animas puedes hasta compartir con tu bebé la danza, el baile, el yoga, la lectura…

8.- Mayor facilidad de desplazamiento. Con un portabebés resulta mucho más cómodo desplazarse en transporte público, subir y bajar escaleras, esquivar obstáculos y obras en la calle y por supuesto ir a la playa o a la montaña.

9.- Una integración social del bebé. El bebé forma parte de la vida de sus padres y desde un portabebés puede ser partícipe de conversaciones con amigos, familia, interactuar con ellos y mejorar la calidad y frecuencia de las relaciones personales y sociales de los padres.

Llevar a tu bebé con portabebés no sólo es increíblemente práctico y útil sino que además os aporta múltiples beneficios a ambos. Podéis realizar cualquier actividad que te propongas e ir prácticamente a cualquier lugar, juntos. Y lo mejor de todo… ¡tienes las manos libres!

¡Buen porteo!