Fular tejido

El fular tejido es el portabebés más versátil que hay en el mercado. Éste tipo de fular permite el uso desde el nacimiento hasta que porteadores y bebés quieran.
Probablemente también sea el portabebés que más intimida a aquell@s que se inician en el mundo del porteo, ya que su uso depende exclusivamente del anudado. Actualmente internet está lleno de multitud de tutoriales con nudos de todos los niveles, pero para empezar a sacar un buen rendimiento del fular no es necesario complicarnos la vida ni saber hacer un montón de nudos. Con dos o tres nudos bien hechos tenemos más que suficiente para hacer un uso intensivo del fular y disfrutarlo plenamente.

Hay diferentes mezclas de materiales que encontraremos en la composición de los
fulares. Aunque el fular de algodón 100% es el más común, el mismo algodón es también la base para elaborar diferentes mezclas con otros materiales como el lino, el cáñamo, el bambú, la seda o  la lana. Últimamente están apareciendo nuevos materiales: algas marinas como el seaweed, o derivados del plástico reciclado como el repreve, por ejemplo, obtenido a partir del reciclaje de botellas de plástico. Cada material ofrece unas propiedades distintas y, por lo tanto, la variedad de mezclas permite adaptarse perfectamente a cada clima donde vivamos, al porteador, y al bebé.

El gramaje, el siguiente punto a tener en cuenta, nos indica el peso del fular por m2. Éste valor se traducirá en si el fular es más o menos grueso. El gramaje habitual en el fular tejido oscila entre los 180g/m2 y los 250g/m2. Los fulares de gramaje superior, aunque también son aptos para recién nacidos, serán ideales para niñ@s mayores, con nudos de una sola capa y con tallas cortas. Podríamos decir que hay un fular para cada papá o mamá, hay miles de diseños, marcas y diferentes tipos de materiales que se adaptan perfectamente a todas las necesidades.
En los últimos años el uso del fular tejido se ha extendido por todo el mundo y esto ha incentivado el nacimiento de muchas nuevas marcas, algunas de ellas relacionadas muy estrechamente con el mundo de la moda y el diseño. ¡Al final el fular es una pieza más de nuestro vestuario que va con nosotr@s casi a diario!

A la hora de escoger, el mejor consejo es que optéis por uno que os guste, que os siente bien, ya que igual que con la ropa si os compráis unos tejanos sin estar convencid@s probablemente van a quedarse olvidados en casa dentro de algún cajón. Un fular tejido es mucho más que un portabebés. Una de las últimas portadas de la revista Vogue ha sido protagonizada por una top model con su bebé en un fular tejido, lo que evidencia que poco a poco el fular tejido va cogiendo fuerza dentro del mundo más urbanita.

Las marcas y los diseños influyen directamente en el precio del fular pero no necesariamente en su calidad. Hay marcas que fabrican fulares a mano y, como todo producto artesanal manufacturado y exclusivo, son más caros. Otras marcas, más accesibles, están entrando con mucha fuerza en el mercado ya que apuestan por diseños modernos y materiales de calidad pero de producción a más gran escala. Podéis encontrar fulares tejidos desde 49€ hasta fulares exclusivos y únicos de 2000€.

Una vez has probado el fular tejido te enamoras de él, de su versatilidad, del tacto, de su soporte, y sobre todo de las sensaciones. El fular te permite ajustar el tejido punto por punto a la perfección. Esto lo hace un portabebés extremadamente cómodo, ya que centra nuestro punto de gravedad y reparte tan bien el peso que porteador y bebé parezcan ser uno solo. ¡La sensación inigualable de llevar a nuestr@s pequeñ@s encima durmiendo, o admirar como descubren el mundo entre nuestros brazos es un inmenso y auténtico placer!

Que digan

Este post va dirigido a ti, que entraste en la tienda con la sensación de ser la peor madre del mundo por querer llevar a tu bebé en el fular todo el día. Me comentaste que te decían que se acostumbraría a estar en brazos y que ya no se separaría de ti (por desgracia esto no pasa y, sí, los hijos se separan de las madres), pero tú en pleno postparto y con los ojos vidriosos dijiste que no podías dejarlo. ¡Claro que no! Portea. Portea todo lo que quieras. ¡Como dice Gemma Guillamón los niños ya vienen malcriados de fábrica! ¿Después de casi 9 meses dentro de ti, esperamos tener bebés independientes?

Somos animales y nuestras crías para sobrevivir dependen única y exclusivamente de los padres. De ahí la importancia del apego y su teoría desarrollada por John Bowlby, donde manifiesta la importancia de establecer unos buenos vínculos afectivos. En su teoría sobre el apego, Bowlby enfatiza en que la experiencia del niño con sus padres tiene un papel  fundamental en la capacidad posterior de establecer vínculos afectivos con otr@s, y que una de las funciones principales de los padres es proporcionar una base segura para que los pequeños tengan la suficiente confianza para salir a explorar, del mismo modo que los animales salen del nido y van a cazar solos o empiezan a volar. En su teoría también nos muestra la importancia que el niño pueda depender de sus figuras de apego y que éstas puedan proteger al niño cuando lo necesita.

Así que simplemente hazlo. Haz lo que quieras, lo que salga de tu corazón y de tu alma, porque siempre van a opinar, la vecina, la mami del parque, tu madre, tus suegros, la profe de la guardería… Todo el mundo tiene un máster en maternidad menos tú, la novata. ¡Pero no! ¡Sigue tu instinto y que digan lo que quieran, total ellos van a opinar igual, así que hazlo! Portea todas las horas que quieras. No sé cuántas veces me han dicho que voy a acabar muy mal de la espalda, que nunca van a andar, que no se despegaran de mi… Pues la realidad no es esa. L@s niñ@s portead@s son más independientes, más sociables y tienen un mejor desarrollo psicomotor, ya que el bebé está constantemente estimulado. En pleno posparto muchas veces nos preocupamos por el que dirán, en cambio nuestro instinto es llevar el bebé pegadito al cuerpo tanto en las madres como en los padres.

El porteo hace que los bebés lloren menos, y eso nos estresa mucho menos a ell@s y a nosotr@s. El llanto de un bebé es uno de los sonidos más molestos del mundo, en un próximo post os explicaremos como Darwin con su teoría de la evolución justifica éste hecho y hasta la importancia de no dejarles llorar desatendidos. Está demostrado que el porteo reduce la posibilidad de sufrir una depresión posparto, así que padres y madres, pasad olímpicamente de lo que os digan, os puedo asegurar que el porteo por desgracia mía no es eterno. El porteo intensivo es durante el primer año y después va disminuyendo, ya que tenemos que recordar que somos animales, una vez descubren que pueden andar van a querer andar. Y si por el camino prueban un patinete, adiós al porteo. Pero no te desanimes, se cansan y necesitan el portabebés para descansar y luego seguir con la actividad.  Disfruta mucho de los momentos pegada a ell@s, el tiempo pasa muy muy rápido. Es espectacular observar como os cambia la cara y se iluminan vuestros ojos en el momento en que os ponéis a vuestro bebé por primera vez en un fular elástico. La emoción pasa directamente a vuestra mirada que en un segundo transmite una emoción que sólo puede comprender quien ya ha probado el porteo. Yo estuve en tu lugar. Y luego, un día vas con fular y el otro empujas una bicicleta. Como dice el gran slogan de las camisetas de La tribu de mami: “Amar no es malcriar”, ¡PORTEAR NO ES MALCRIAR!

Feliz porteo.

¡9 motivos para elegir una bandolera como portabebé complementario indispensable!

Tanto las mamás y papás primerizos que se plantean elegir un portabebés adecuado para ellos, como los que tienen amplia experiencia en porteo, tienen en mente un portabebés confortable para utilizar diariamente, con un uso más intenso y en muchos de los casos como única opción

Probablemente a la mayoría nos viene a la cabeza un fular, una mochila ergonómica o un mei tai, y es que cualquiera de ellos resulta ideal para un uso prolongado al repartir el peso entre ambos hombros resultando muy cómodos.

Aun así, hay un portabebé complementario que es un indispensable para los que porteamos intensivamente. Siempre hay momentos en que necesitamos algo más práctico y ágil que nos permita portear a nuestro bebé/niñ@ mientras realizamos alguna tarea doméstica, cuando tenemos un niño que empieza a caminar y nos pide subir y bajar constantemente o cuando salimos a comprar aquella barra de pan que nos faltaba para el desayuno.

Para estas ocasiones la bandolera de anillas puede ser una fantástica opción. Es un portabebé ergonómico formado por una tela larga y dos anillas, en el que la tela pasa por encima de un sólo hombro y reparte el peso de forma asimétrica en la espalda. Por eso se considera  un portabebé complementario y es adecuada para periodos limitados de tiempo.  Y a pesar de que está asociado más con los meses de verano, es un portababés totalmente recomendable para utilizar dentro de casa en épocas de frío. ¡Envueltos y cálidos! Y por qué no fuera a la calle para salidas cortas, cuando llevamos a un bebé pequeñín dentro de la chaqueta o a un niñ@ que ya camina, abrigados cada uno en su propio abrigo.

                                                            Bandolera Beco

¡Si quieres convencerte, aquí te damos 9 motivos para elegir una como portabebé complementario indispensable!

1.- La bandolera de anillas es el portabebé de cadera por excelencia, es el más utilizado para llevar al bebé/niño al lado. También podemos llevarlo delante erguido o en cuna mientras amamantamos o damos el biberón cómodamente (volviendo después de alimentar al bebé a la posición vertical que es la más segura). Es un portabebé tan versátil que también nos permite llevar el bebé/niño a la espalda.

                                Bandolera Néobulle

2.- Se adapta cómodamente al cuerpo facilitándonos un contacto muy íntimo con el bebé/niño y se puede ajustar a la perfección tirando de la tela punto por punto hasta sentirnos envueltos y calentitos.

                                                         Bandolera Liliputi

3.- Puede usarse desde el nacimiento hasta que se desee. Es un portabebé súper adecuado para el nacimiento y sigue siéndolo a lo largo de todas las etapas, pudiendo llevar con él a un bebé desde que nace hasta los 4 años o más.

4.- Es un portabebé muy fresco y ligero, ideal para utilizar dentro de casa y perfecto en el exterior para las épocas de más calor. Además se puede doblar cómodamente y ocupa poco espacio para guardarlo o llevarlo.

5.- Es talla única. La bandolera de anillas se ajusta a cualquier edad y talla de bebé y a toda su época de crecimiento. Igualmente se adapta a todo portador, pudiendo ser utilizada tanto por la mamá como el papá, independientemente de su estatura.

6.- Es una gran amiga de la lactancia. La bandolera de anillas te permite amamantar de una forma muy fácil y discreta desde caminando por la calle con el bebé a la cadera hasta sentada en un restaurante. Es muy ágil el cambio de posición.

7.- Las hay de diversos tejidos y materiales. Encontramos bandoleras económicas elaboradas con telas 100% algodón (finas, ligeras y frescas), bandoleras de agua hechas en poliéster,  pero las bandoleras de fular son las que mejor se adaptan a todo peso y situación y las más resistentes y cómodas cuando llevamos niñ@s “grandes”.

  

Je Porte Mon Bebé              Kokadi                     Néobulle                    Ling Ling d’amour

8.- También tenemos la posibilidad de fabricar nosotros mismos una bandolera de anillas con anillas de aluminio fabricadas para este uso y una tela resistente adecuada (si es de fular todavía mejor).

9.- Son súper bonitas. Y su cola larga se puede colocar de muchas maneras diferentes. Además son muy elegantes, es el portabebés más elegido por los papás que acuden a bodas o eventos especiales.

      Kangura.com                  Ms. Wrights Way               Bandolera Sakura Bloom

¡Anímate a probar una! Si quieres conocer más detalles, te invitamos a visitar nuestra web y si deseas recibir asesoramiento personalizado para utilizar una bandolera ¡te animamos a participar en un taller Kangura!

 

¡Feliz Porteo!

 

¡4 consejos para disfrutar al máximo de la cabalgata de Reyes porteando!

¡La cabalgata de Reyes es un momento ideal para portear! Ese día las aglomeraciones son un clásico, y resultan muy incómodas si te encuentras en medio de la multitud intentando pasar con el carrito o cuando en la larga espera de Sus Majestades, tus hij@s te piden que l@s cargues en brazos para ver todo lo que sucede a su alrededor.

Portear a tu peque durante la cabalgata te resultará muy práctico y te permitirá ofrecerle un visión única y privilegiada para disfrutar con ilusión del espectáculo que tanto espera, y todo sin destrozarte los brazos. No hay nada como llevarlos cerca, sentir sus emociones, ver sus reacciones y sobre todo, tenerlos bien protegidos a una alzada adecuada para que no sean víctimas de los empujones, pisotones, o que en medio de la emoción por ver a los Reyes Magos se nos escapen de las manos.

A continuación te damos algunos consejos prácticos para esta noche mágica.

1- Ir con tiempo para evitar aglomeraciones y poder elegir un buen sitio. Es preferible desplazarse en transporte público si decides ver a los Reyes en una gran ciudad, no obstante quizás sería una buena opción disfrutar de la cabalgata en tu municipio o en una población cercana donde no haya tantas aglomeraciones. ¿Te imaginas el día de Reyes paseando con el cochecito por toda la ciudad?

2- En la cabalgata la espera casi  siempre se hace eterna, por eso si tienes varios portabebés te recomendamos utilizar el que sea más confortable para ratos largos y que además reparta bien el peso entre ambos hombros. Un fular con anudado simétrico, un mei tai o una mochila ergonómica serán las mejores opciones.

3- Lleva provisiones de agua y merienda para hacer más amena la espera. A veces los Reyes tardan en pasar y el hambre no perdona. Eso sí, ¡deja un hueco para los caramelos!

4- Abrigaos bien! Si tu peque es pequeñ@ lo ideal es ir bien juntitos con una chaqueta de porteo, una chaqueta grande o un cobertor… y si tu peque ya camina y te pide subir y bajar a menudo, será más práctico abrigaros por separado y que cada uno lleve su chaqueta. Ten en cuenta que seguramente la noche será fría, así que no debes olvidar un gorrito y guantes para proteger bien la cabecita y las manos de tu pequeñ@, así como unos calentadores para sus piernas.

Para ir más protegidos y sin pasar frío, también  os recomendamos los siguientes complementos de ropa de porteo que os ayudará a disfrutar de la cabalgata sin preocuparos del frío.

A- Abrigo de Porteo Momawo 4 en 1: se trata de un abrigo normal muy funcional que se adapta  a todas las etapas del embarazo gracias a un insertable de cremallera. Sirve para portear delante y a la espalda cuando llevamos al bebé en portabebés ergonómicos (fular, mochila, bandolera, etc). Es ligero, cálido, impermeable y permite dar el pecho con facilidad.

B- Momawo Polar Mom&Dad: es una chaqueta unisex de tejido polar para padres y madres que incluye un insertable de porteo/embarazo. Está diseñada para ser usada en cualquier etapa de la maternidad y paternidad y para combinar con todo tipo de prendas y estilos.

C- Abrigo Boba Vest: es un práctico chaleco de porteo de fular para usar con vuestro portabebé de forma cómoda y es una genial solución para el frío. Se ajusta encima del fular elástico, mochila ergonómica o cualquier otro portabebés ergonómico para manteneros calentitos.

D- Cobertor de porteo polar Hoppediz: es un cobertor suave y a la vez grueso,  que se puede utilizar como un abrigo para ambos: el bebé y su portador. Es adecuado para llevar fular, mochila, bandolera, mei tai o cualquier otro portabebé.

E- Cobertor de porteo 3 en 1 Hoppediz: es un cobertor de porteo cálido e impermeable, protege totalmente al bebé del frío y contra el viento o lluvia. Incluye guantes y bufanda. Permite el porteo delante y a la espalda. Es adecuado para llevar fular, mochila, bandolera, mei tai o cualquier otro portabebé ergonómico. Dispone de un cordón ajustable al tamaño del niño, que lo hace totalmente adaptable.

Teniendo en cuenta estos 4 consejos prácticos, no tengas duda de que la noche del 5 al 6 de enero será única, especial e inolvidable para tus peques. Y sobretodo, en esta noche de emociones ¡ir a dormir temprano! A ver qué nos encontramos el día siguiente junto a los zapatos, en la ventana o bajo el árbol.

¡Feliz porteo! ¡Felices Reyes!

¡TOP 10 en regalos de porteo para estas navidades!

Hay muchas cosas que puedes regalar a una familia que está esperando o acaba de tener un bebé, pero regalar contacto y libertad no tiene precio…

Lo que un portabebés ergonómico puede ofrecer a una familia es difícil de explicar en palabras, pero si quieres hacer un regalo único que aporte múltiples beneficios tanto al bebé como a los papás/mamás, un portabebés ergonómico lo hará posible…

Aquí os mostramos algunos de los portabebés y complementos de porteo que son grandes regalos para toda familia que espera o que tiene un bebé.

1. Accesorios de porteo para el frío: Es importante proteger las partes del cuerpo que no cubre el portabebés como las piernas y los pies. Unas botitas blandas como los Booties de porteo Liliputi (para bebés que todavía no caminan), y unos calentadores Hoppediz, Kokadi o Babylegs de algodón o lana, serán siempre complementos imprescindibles para mantener al bebé bien calentito.



2. Collares de porteo: Los collares KangarooCare, están hechos a mano con materiales naturales y ecológicos. Sus atractivos diseños y colores captan la atención del bebé durante la lactancia/alimentación con biberón y ayudan a calmar sus encías cuando le salen los primeros dientes. Son el accesorio perfecto para las mamás usuarias de portabebés.



3. Boba Mini mochila de juguete:
La Boba Mini es una mochila ergonómica de juguete, igual a la mochila Boba Carrier 4G que utilizan papá y mamá. A los niños les encanta imitar lo que hacemos los adultos, así, con esta mochila, podrán llevar siempre cerca a sus muñecos favoritos.

4. Fular elástico Boba Wrap: Es un portabebé ergonómico muy suave y de gran calidad, es muy fácil de utilizar y el más recomendado des del nacimiento.¡El fular elástico Boba Wrap es ideal para regalar a una embarazada o a un/a padre/madre de un bebé recién nacido!



5. Mochila portabebés P4 Lingling d’Amour
: La nueva mochila evolutiva ergonómica P4 de Lingling d’Amour es un portabebés cómodo y fácil de utilizar. Una mochila de fular muy adaptable al cuerpo del bebé, ligera, cómoda y flexible. ¡Su calidad y precio son inmejorables!



6. La chaqueta
Momawo Polar Mom&Dad: Es una chaqueta unisex de tejido polar ligero y cálido, diseñado para ser usado en cualquier etapa de la maternidad y paternidad. La Mom&Dad de Momawo tiene un insertable de embarazo y porteo que se adapta al crecimiento de la barriga y al tamaño del bebé. Al ser de color negro lo podemos combinar con todo tipo de prendas y estilos y además está disponible en 5 tallas diferentes.

7. Mei Tai Evolu’Bulle: El portabebé mei tai Evolu’Bulle es un portabebé tan cómodo como un fular, pero muy fácil de colocar tanto delante como a la espalda. Se ajusta perfectamente tanto al recién nacido como al niño grande garantizando gran comodidad, se puede usar desde el nacimiento hasta los 3-4 años. (3,5-15kg¡ Un portabebé supercompleto y todo en tela!

8. Mochila Beco Toddler: Para los papás y mamás que portean a diario y sus niñ@s han ido creciendo, la mochila ergonómica Beco Toddler, es muy cómoda y confortable; está especialmente diseñada para llevar a niños/as grandes, a partir de los 2/2,5 hasta los 5 años. ¡Sus diseños te encantarán!

9. Boba Carrier 3 Combo Box: ¡Un pack fantástico! Incluye tres portabebés: el fular elástico Boba Wrap, la mochila Boba Carrier 4G y la mochila Boba air, para cubrir todas las etapas y necesidades del porteo de tu bebé. El regalo perfecto para mamás y papás, con un precio mucho más económico que comprando los tres portabebés por separado. ¡Ahora lo encontrarás de oferta a un precio único!

10. Fulares tejidos de edición limitada: Para l@s amantes del los fulares tejidos, que ya tienen muchos pero ¡que quieren más! Diseños únicos y de Edición Limitada que te encantarán. ¡No te los puedes perder!

¡Y hasta aquí el TOP 10 de este 2016! Si te ha gustado, compártelo, visítanos y encuentra tu regalo perfecto!

¡Feliz porteo!

 

8 consejos para portear a la espalda

Si vas a empezar a llevar el bebé a la espalda o ya lo estás haciendo, estos consejos te pueden resultar útiles.

Si ya eres un papá o mamá canguro experimentado, ¡te invitamos a compartir tu experiencia y a dejar tus comentarios!

fular2_Néobulle_kangura   fular3_Néobulle_kangura   BecoToddler_kangura

  1. ELEGIR EL PORTABEBÉ ADECUADO. La mayoría de portabebés ergonómicos son aptos para el porteo a la espalda pero en diferentes etapas (según la edad del bebé) y según las circunstancias será más adecuado utilizar un portabebé ergonómico u otro. Por lo general, el fular tejido, la mochila ergonómica y el mei tai son los portabebés estrella para ir a la espalda. También se puede portear a la espalda con bandolera, kanga, fular semi-elástico o elástico y otros pero requieren más experiencia para hacerlo con seguridad que los tres nombrados anteriormente.
    8
  2. ENCONTRAR TU MOMENTO. El momento lo eliges tú (de hecho es posible portear a la espalda desde el nacimiento) siempre que te sientas preparad@. Cada familia acaba encontrando su momento más tarde o más temprano, según su experiencia, sus necesidades, y sus circunstancias…cuando a ti y a tu bebé os apetezca ¡es el momento!
    8
  3. SENTIRSE CONFIADO. Si al principio te sientes insegur@ a la hora de colocarte el bebé a la espalda sitúate delante de la cama o el sofá para practicar con seguridad la manera de colocarte al bebé así como para bajarlo (quizás necesites sentarte en el sofá las primeras veces). También va bien practicar de pie con el soporte de otro adulto cerca que puede ser un apoyo si se necesitan unas manos en un determinado momento. Esto te dará confianza y la tranquilidad para empezar, pero luego… lo harás sól@ perfectamente!
    8
  4. TENER EXPERIENCIA EN PORTEO. Aunque sean unas semanas o unos meses, antes de empezar a portear a la espalda (a no ser que te inicies cuando tu hij@ sea bien grande) te aconsejamos adquirir primero cierta experiencia en porteo delante y/o a la cadera, porque aunque no es imprescindible por supuesto va a darte “tablas” para hacerlo con confianza y portear mejor.
    8
  5. INCLINARSE Y REINCORPORARSE. Es recomendable inclinarse ligeramente hacia adelante mientras pasamos al bebé a la espalda para ofrecerle una superficie y un agarre más fácil, pero de igual modo aconsejamos reincorporarse enseguida a la posición erguida porque cuando estás de pie el bebé se acerca a a tu espalda y en cambio mientras estás inclinado hacia adelante a menudo el bebé suele estirar los brazos y alejarse, lo cual no facilita nada la tarea para acabar de colocar el portabebé.
    8
  6. EL BEBÉ ME TIRA EL PELO. Es un clásico. Todas las madres que hemos porteado a la espalda hemos sufrido cuando nuestro querido bebé nos ha tirado de un mechón de pelos bien fuerte mientras anudábamos el fular a la espalda… un truco muy sencillo es mantener estas manitas ocupadas con un juguete que le guste (y con el cual no pueda sufrir daño nadie si lo tira) o con un collar de porteo para tocar y chupetear.
    8
  7. CALCULAR LOS ESPACIOS. Aunque vayamos súper cómodos y podamos hacer muchas actividades con el bebé a la espalda, no nos podemos olvidar de su espacio y su actividad en todo momento. Por ejemplo cuando pasamos por una puerta o por el lado de un mueble, cuidado con sus piernas, ¡que a veces se mueven!!!! O cuando pasamos por el lado de unas estanterías llenas de productos en una tienda ¡atención que estas manos cogen cosas!
    8
  8. LAS SIESTAS. Cuando nos hemos acostumbrado a llevar a nuestro bebé delante sabemos perfectamente la sensación de “peso muerto” que aparece en el momento en que el/la pequeñ@ se duerme y el porteo por parte del bebé deja de ser activo. Cuando lo llevamos a la espalda también lo vamos a notar cuando se duerme, aun así hay quien prefiere llevar un pequeño espejo de mano para observarlo con tranquilidad, o podemos aprovechar el reflejo de cualquier escaparate de alguna tienda o incluso el retrovisor de alguna moto o coche que esté aparcado. La cuestión es que cuando el bebé se duerma le sujetemos correctamente la cabecita con la tela del fular o la capucha de la mochila o mei tai.
    8


¡Feliz porteo a la espalda!

Crónica de la Gran Marcha #PortabebesBCN2016

passejada_bcn_2016

Caminar por el centro de Barcelona y mas si es por las por las Ramblas  resulta realmente especial, un lugar con una magia que envuelve los sentidos y nos transporta a una época llena de glamour, arte, color y a esa ciudad Condal inspiradora y rebosante de alegría.  La he caminado muchas veces, de ida y de vuelta,  de noche y de día, me he perdido entre sus callejuelas estrechas llenas de historias que la dibujan desde  Plaza Catalunya hasta la emblemática e imponente estatua de Colón.

Y a pesar de que mis pasos están allí, presentes y olvidados, nunca antes me había aventurado a caminar con mi hija pequeña de un año por la Ramblas, en compañía de otras familias que también han optado por el porteo como la mejor opción para llevar a sus pequeños y enseñarles el mundo en brazos.

La cita para el encuentro fue el domingo  27 de noviembre en la Plaça Catalunya, que a esa hora de la mañana (10:30 h) solo contaba con algunos visitantes habituales de domingo, turistas en busca de la mejor foto, vendedores de globos multicolores y centenares de palomas que volaban de un lado a otro sin parar, en busca de la gracia de un niño y un puñado de arroz.

Poco a poco fueron llegando las familias, papás mamás, bebés y niños que con sus portabebés acabaron de darle el toque de color y alegría a la mañana. En escena entraron fulares, bandoleras, mochilas, mei tais y la sonrisa de un poco más de 50 padres orgullosos de demostrar como yo, que el porteo nos ha cambiado la vida, nos ha permitido vivir a plenitud, de cerca, de corazón a corazón;  un momento único de nuestros pequeños, un tiempo efímero que marchará para siempre y que por desgracia no volverá.

Sin darnos cuenta, las pocas nubes habían abandonado el cielo y los tímidos rayos de sol empezaron a calentarnos, mientras los miembros de la organización nos daban la bienvenida, recibiéndonos con palabras de agradecimiento y entre familias nos saludábamos unos a otros e intercambiábamos experiencias, opiniones, anécdotas y consejos de nuestros portabebés favoritos.

Alrededor de  las 11:00h nos dispusimos a comenzar con la aventura, dirección a “Les Rambles”, seguidos por  la mirada expectante de transeúntes y conductores.

Apenas íbamos a cruzar el semáforo que nos adentraba a “Les Rambles” cuando desde la terraza del histórico café Zurich, una turista inglesa se levantó de su mesa y acercándose me preguntó que a qué se debía esa concentración de familias. Son de esas preguntas que siempre has querido contestar pero que nunca te hacen… y le dije ”estamos caminando por Barcelona para demostrar que portear nos gusta, nos hace libres, felices y que la crianza en brazos es nuestra mejor opción”

Me encantó la cara de sorpresa y satisfacción que la chica me devolvió, con toda la complicidad de su expresión nos felicitó por la iniciativa y nos despedimos para no perder el ritmo de la marcha.

Solo en los primeros pasos y viendo delante de mí a familias tan contentas de compartir la mañana como lo estábamos haciendo, entre risas, anécdotas y conversaciones divertidas; reafirmé la importancia de llevar a mi pequeña siempre en brazos y que tenerla pegada al corazón ha sido una de las mejores decisiones de nuestras vidas.

Desde el paso de la “Font de Canaletes”,  la perspectiva de la rambla llena cómplices, daba gusto de ver. A lado y lado mucha gente expectante se preguntaba en silencio qué hacían tantos bebés cargados, mientras que alguno de los peques les saludaba con la mano.

El recorrido continuó haciendo una parada frente al multicultural “Mercat de la Boquería”, lastimosamente cerrado en domingo, pero no fue una excusa para hacer fotos y videos parando el tráfico de las concurridas Ramblas por un momento.

Poco a poco fuimos acercándonos a “Drassanes” la parte más baja de “Les Rambles”, y algunas familias se hicieron fotos también entre las carismáticas estatuas humanas que día a día les roban una sonrisa a los turistas y en especial a los niñ@s.

passejada1_bcn_2016

Llegamos al final del recorrido, y con la estatua de Colón al frente, la organización del encuentro sorteó varios portabebés y ropa de porteo que alegraron gratamente a cuatro familias afortunadas.

Tras el sorteo llegó el momento de la foto de rigor con todos los asistentes y un sol radiante como testigo del encuentro.

La caminata había finalizado y aún así parecía que nadie quería irse. Las despedidas no terminaban y la gente aprovechaba para intercambiar teléfonos y pasarse el contacto.

¡Creo que la mayoría sentía la misma satisfacción que yo! Por ser la primera vez que se organiza un encuentro como este, pese a la lluvia, la amenaza de tormenta de la noche anterior y a que se esperaba una asistencia masiva teniendo en cuenta las 167 familias inscritas para el evento; pero a pesar de que fuimos pocas (en total unas 40, entre participantes y organizadores),  daba gusto ver a familias apasionadas por la crianza en brazos que quisieron compartir la experiencia de pasear juntos este 27 de noviembre.

Tras volver a casa y pensando en todos los que acudimos a la cita he podido recordar que soy papa Canguro desde el minuto 1 en que nació mi pequeña. Que por un instinto animal que todos tenemos, no pude resistir tomarla en brazos y decirle con el calor de mi torso desnudo y del alma, que desde ese momento seríamos inseparables.

En el porteo he podido encontrar parte de esa esencia de madre que nos hace falta a los hombres. He podido disfrutar plenamente de mi pequeña, de su respiración, de sus miradas, de su calor, de sus sollozos,  de cada movimiento; he podido vivir con intensidad y sin reserva cada segundo, minuto, hora y día de su corta existencia.

Gracias al porteo hoy tengo una perspectiva diferente de la vida, no hay límites, obstáculos, barreras, sitios imposibles, no hay miedos, angustias, ni lugares extraños; todo está al alcance, todo se ve, se toca, se siente, se oye, se vive, no hay conversaciones excluyentes y lo mejor de todo, es que siempre están al alcance de nuestros besos.

Gracias Aúpali, Naori-Kids, Porteo Natural y Kangura por darnos la oportunidad de compartir una jornada inolvidable de porteo en libertad.

Joan

¿Cuándo llevar el bebé a la espalda?

Muy a menudo las mamás y papás se preguntan a qué edad se puede llevar un bebé a la espalda, si al bebé le gustará más ir delante o detrás, si podrán pasarlo a la espalda sin ayuda, si es seguro portear a la espalda, etc.

Tanto portear delante como portear a la espalda son opciones adecuadas si se hacen bien, todo dependerá de factores como el momento evolutivo del bebé, la práctica y la experiencia en porteo que tengamos, el lugar en el que vayamos, el portabebé ergonómico que utilicemos… y siempre tendremos muy en cuenta que se haga de forma segura y cómoda, para tod@s.

¿Cuándo llevar al bebé delante?

 Portear al bebé delante es lo más habitual desde el nacimiento y en los primeros meses. De hecho, desde el primer día de vida de nuestr@ hij@, podemos llevarl@ delante de nuestro cuerpo y empezar a desplazarnos con él encima con la ayuda de un portabebés ergonómico adecuado para esta etapa.

El porteo en los primeros meses, tiene muchísimos beneficios para el bebé, y cuando lo porteamos delante, además de facilitarnos el contacto tan necesario con él y la comunicación, el porteo es un gran amigo de la lactancia a cualquier hora y en cualquier lugar.

Llevar al bebé delante además, nos permite un gran recogimiento de nuestr@ pequeñ@, así como máxima seguridad y protección en sus primeros meses.

El porteo delante, tanto vientre con vientre, como en posición de amamantar o hacia la cadera nos facilita la comunicación con el bebé y el vínculo de afectivo.

Además el bebé permanece tranquilo oyendo el latido de nuestro corazón, nuestra respiración y nuestra voz tan cerca. Los padres a la vez disfrutamos de observar como nuestro bebé se duerme, como respira, como hacer ruiditos, como abre los ojos…

fular_elastico_boba_wrap_kangura  fular_neovulle_kangura  meitai_evolubulle_kangura

Fular elástico Boba Wrap           Fular tejido Néobulle                Mei Tai  EvoluBulle  

¿En qué momento podemos empezar a portear a la espalda?

No hay una única respuesta a esta pregunta. Cada familia encontrará su momento, más tarde o más temprano, según su experiencia, sus necesidades, y sus circunstancias…

Llevar el bebé a la espalda es perfecto por ejemplo cuando vamos de excursión, para realizar tareas en casa, cuando tenemos hij@s mayores o cuando llevamos a niñ@s que ya pesan mucho.

Cuando empezamos a llevar a nuestro bebé/niñ@ a la espalda, se nos amplia el campo de visión, tanto a nosotros como a l@s pequeñ@s que a partir de ese instante tienen a su alcance una nueva perspectiva de todo un mundo para descubrir.

De igual manera ganamos en capacidad de movimiento, el espacio libre delante nuestro nos permite realizar determinadas tareas con mayor comodidad, en casa y fuera, y cuando tenemos un hij@ mayor, esto se valora especialmente!

Muchas familias empiezan a pasar el bebé a la espalda a partir de los 6-9 meses, es un buen momento para iniciarse porque el bebé tiene un buen control de la cabeza, se mantiene sentado por sí solo, empieza a hacer desplazamientos… Otras familias esperan a que el bebé empiece a caminar, y no portean a la espalda hasta los 12-18 meses cuando les empieza a resultar menos cómodo el porteo delante… y en cambio hay otras familias con amplia experiencia en porteo, sobretodo en un segundo o tercer hij@… que portean a la espalda desde el nacimiento, principalmente con un fular tejido.

mochila_beco_toddler_kangura   fular_tejido_kangura

      Mochila Beco Toddler                                            Fular Néobulle

¿Y se puede hacer sólo? ¡Sí, se puede!!!! Por supuesto, ahí está la gracia 😉
La mayoría de mamás y papás hemos empezado con la ayuda de alguien, haciendo pruebas delante de un sofá o una cama… y con la práctica hemos acabado pasando al bebé a la espalda en cualquier lugar, sin ningún tipo de ayuda. Lo más importante es hacerlo siempre con seguridad (y si al principio se requiere ayuda, o soporte se pide) y en el momento en que un@ coge práctica y siente confianza se convierte en algo cotidiano, fácil y muy muy cómodo.

¿Y a los bebés/niñ@s les gusta?
Por norma general, no sólo les gusta sino que les encanta ir en esta posición a todas partes, acompañarte a poner una lavadora o de excursión, mirar como cocinas, etc.
Y por supuesto hacer buenas siestas a la espalda de papá/mamá (el cual puede sujetar la cabeza del bebé dormido con la capucha del portabebé o con la tela del fular)

Porteo delante y porteo a la espalda… son etapas, contacto, comunicación… es compartir momentos con nuestros bebés y niñ@s, crecer y estar juntos.

¿Tu porteas a la espalda?

¡Feliz porteo!

 

Las mochilas ergonómicas ¿desde los 6 meses o antes?

kangura_mochilas_0_6meses

La mochila ergonómica es un portabebé que respeta la fisiología del bebé, que es de fácil colocación del bebé/niño tanto delante como a la espalda y que muchos padres y madres prefieren frente a otras opciones que les pueden parecer más complicadas como el fular, la bandolera, el mei tai, etc)

Es ideal cuando el bebé empieza a gatear y a caminar y nos pide subir y bajar a menudo, cuando vamos a realizar un trayecto en transporte público, para ir de excursión, realizar tareas en casa o llevar a bebés que ya pesan bastante, pero sobretodo cuando andamos con prisas… Además son portabebés que podemos colocar muy fácilmente a la espalda

¿Cuando usar una mochila ergonómica?

Recomendamos su uso cuando el bebé está preparado fisiológicamente para ser llevado en una mochila ergonómica, cómodamente  y durante un tiempo prolongado. Suele ocurrir alrededor de los 6 meses, aunque siempre hay que observar cada caso cumpliendo los siguientes requisitos:

  • El bebé tiene un buen control de la cabeza
  • Al estar tumbado en el suelo juega a cogerse los pies
  • Se mantiene sentado por sí solo
  • Su peso es de 7kg aproximadamente

¿Qué pasa de los 0 a 6 meses?


kangura_posiciones_0_6meses_sheffieldslingsurgery
                                                Imagen  Sheffieldslingsurgery

A la hora de llevar al bebé en un portabebé debemos respetar su posición natural llamada “ranita” o “en cuclillas” manteniendo las piernas flexionadas, rodillas altas (más que el culito), con apertura adecuada, espalda curvada, en forma de C y sujeción adecuada según la edad (hasta la cabeza para el recién nacido y primeros meses, hasta las axilas para bebés que ya se sujetan sentados).

Desde Kangura recomendamos como primera opción para esa edad el fular (sea elástico o tejidoy/o la bandolera de anillas. Ambos son portabebés de tela que se pueden ajustar a la perfección al cuerpo de cada bebé pequeñito (y prematuro) sin forzar su posición y  envolviéndolo como cuando estaba en la barriga 🙂

La segunda opción (cuando la familia desea algo muy práctico/rápido o simplemente no quiere usar fular) es el portabebé evolutivo. Hay mei tais o mochilas evolutivas que permiten una muy buena adaptación desde el nacimiento, “mochilitas” diseñadas para los primeros meses, portabebés híbridos entre mochila/mei tai/fular que se pueden adaptar bien al recién nacido y bebé de pocos meses (para bebés de como mínimo 3,5kg)

La tercera y última opción, cuando ninguna las anteriores se ajustan a las necesidades/realidades/deseos de la familia por el motivo que sea es usar una mochila ergonómica con adaptador para un porteo esporádico. En los últimos años muchas marcas de portabebés se han esforzado a hacer/mejorar sus sistemas de adaptación para los primeros meses.

¿Podemos usar la mochila ergonómica antes de los 6 meses, entonces?

mochilas_marcas_adaptador_kangura

¡Como siempre en el porteo, valoraremos cada caso! Todos los bebés (y todas las familias) son diferentes y también sus circunstancias.

Hay familias que no son afines al uso del fular, se desaniman y se alejan del porteo perdiendo el valioso contacto con sus bebés en los primeros meses. Son familias que podrían estar encantadas de disfrutarlo a su manera.

Con la trayectoria de Kangura, intercambiando diariamente experiencias con las familias que nos visitan desde hace ya más de 7 años, tenemos claro que el porteo es cada vez más popular y tiene que ser tan ergonómico como fácil, accesible y práctico para las familias.

Cuando asesoramos a una familia para elegir con qué portabebé o mochila van a llevar a su bebé, vamos a fijarnos especialmente en:

  • Talla/desarrollo motriz del bebé: la edad no siempre es determinante
  • Diseño/tejido/medidas dentro de las opciones favoritas de la familia:que se adapte mejor al bebé y al portador
  • Tiempo de uso:esporádico o continuado
  • Alternativas al porteo ergonómico:¿qué harán los padres de no encontrar el portabebé ergonómico idóneo para ellos? Por ejemplo, si los padres usan una mochila no ergonómica (“colgona” como se suelen llamar) o no van a llevarlo en portabebés hasta los 6 meses porque no se apañan… puede que una mochila con adaptador para recién nacidos desde los 3,5kg (dándoles algunos consejos para su uso y enseñándoles a colocarlo correctamente) sea la opción que les permita disfrutar juntos de este contacto!!! En cambio si los papás se animan a un portabebés tipo fular, bandolera, híbrido, mochila evolutiva, mei tai evolutivo, etc. hasta que el bebé sea un poco más mayor, les animaremos a usar la mochila ergonómica a partir de los 6 meses aprox. y disfrutar de envolverse en un portabebés de tela los primeros meses, que es una sensación incomparable.

¿Es malo para el bebé llevarlo en una mochila ergonómica con adaptador desde el nacimiento?
 mochila_reductor_adaptador_kangura

El uso de la mochila desde el nacimiento, será aceptable valorando cada bebé, cada mochila y cada circunstancia como hemos descrito anteriormente.

Si los usamos portearemos de modo seguro siguiendo las instrucciones de uso y seguridad del portabebés ergonómico en cuestión, y mejor aún accediendo al asesoramiento de una especialista en porteo que nos enseñe a usarlo… y sobretodo estando siempre atent@s a nuestro bebé.

Inconvenientes de usar una mochila con reductor/adaptador para recién nacido:

  • Es difícil controlar exactamente la posiciónque adoptan las piernas del bebé dentro de la mochila (dado que están cubiertas) con lo cual hay que prestar una atención especial a comprobar una correcta posición ranita y chequearla a menudo.
  • La espalda del bebé tiene un soporte menos envolvente, flexible y repartido que si se tratara de un portabebé de tela (tipo fular, fular elástico, bandolera u otros).
  • El peso del cuerpo del bebé puede recaer sobre sus piernas y pies cuando van por dentro del portabebés y el bebé va pesando más, lo cual le puede resultar molesto e incluso perjudicial. Por este motivo estaremos atentos a qué edad modificamos la posición del adaptador y a permitir salir los piesecitos hacia afuera cuando llegue el momento (que no significa quitar el adaptador e ir con las piernas completamente abiertas).
  • Algunas familias tienen tendencia a quitar el reductor antes de tiempo, en este casose fuerza la apertura de las piernas del bebé y la espalda no tiene el soporte adecuado a la edad. Se trata de una posición antinatural. Algunos niños al ser colocados en esta posición a una edad tan temprana manifiestan su incomodidad llorando, también hay mamás/papás que expresan su inseguridad e insatisfacción al darse cuenta de que fuerzan la apertura de las piernas de su hijo/a cuando lo colocan en la mochila.

Ventajas de usar una mochila con reductor/adaptador para recién nacido:

  • Contacto/porteo desde el primer día: poder llevar al bebé y beneficiarse del contacto y comodidad del porteo, con un portabebés simple.
  • Uso de un único portabebés senzillo (sin telas, sin nudos, sin anillas, sin dificultad de ajuste) desde el nacimiento hasta los 4 años, o para portear a hermanos de edades diferentes.
  • Porteo por parte de toda la familia papá/mamá/abuel@s, etc.Hay personas con una técnica exquisita a la hora de anudar un fular, pero hay un número considerable de papás, mamás, abuel@s que no se atreven o no quieren llevar un fular (o mei tai u otros) y no por ello van a renunciar ellos y sus bebés al porteo y al contacto. 

Conclusión

Por todos los motivos anteriormente expuestos:

Por norma general recomendamos a los papás y mamás que empiecen a usar la mochila ergonómica cuando su bebé esté preparado para ir sin adaptador (alrededor de los 6 meses de edad) y que empiecen con un portabebés de tela. 

Si vuestra opción es la mochila ergonómica con adaptador, desde el equipo Kangura, os podemos mostrar cómo se puede usar la mochila con adaptador (y vamos a valorar cada caso, mostrar alternativas y asegurar un uso correcto)

Y sobretodo, sobretodo, queremos que elijáis el portabebés que mejor se adapte a vosotr@s y disfrutéis del porteo cómodamente, padres, madres e hij@s

¡Buen porteo!!!