¡Amamantar mientras porteas es posible!

Un portabebés ergonómico nos facilita la vida en muchos aspectos, pero especialmente durante la lactancia ya que el bebé está plenamente en contacto con la mamá y puede tener el pecho a su alcance en cualquier momento y en cualquier lugar.

Si eres una mamá activa estamos seguras de que te vendrá bien este artículo, porque puedes amamantar mientras estás trabajando, comprando, en una reunión… y si eres mamá de 2 o más hij@s seguro que ya te has encontrado en el momento de acompañar a tu hij@ mayor al cole, mientras el pequeño quiere teta… y entonces… con tu portabebés de forma rápida y discreta podrás seguir con lo que estabas haciendo y tu bebé y tú estaréis tranquilos y satisfechos.

Cuando queramos amamantar en el portabebés será muy importante que la lactancia esté establecida y el bebé se agarre correctamente, para ello tómate primero tu tiempo con tu bebé y disfruta de esta experiencia.

Por otro lado, conviene practicar la colocación y ajuste del portabebés. Quizás iniciarse en las dos cosas a la vez (lactancia y porteo) sea demasiado, pero una vez dominada la “técnica” de amamantar y de portear podremos fácilmente hacer las dos cosas a la vez, la cual cosa nos facilitará mucho el día a día.

El contacto corporal con el bebé favorece la producción de la leche en la madre, además al estar tan cerquita el uno del otro la mamá fácilmente se da cuenta cuando el bebé tiene hambre y puede ofrecerle el pecho sin esperas.

¿Y cómo debemos colocarnos el portabebés para amamantar?

La posición en cuna de cara hacia la madre (y vientre con vientre), es la que vemos más habitualmente en recién nacidos y niños de pocos meses que son amamantados, y es una de las posiciones que nos permiten la bandolera y el fular. Cuando amamantemos al bebé en esta posición volveremos a recolocar al bebé en posición vertical al finalizar, para llevarlo con máxima seguridad y favorecer su digestión.

La posición vertical es muy adecuada y beneficiosa para amamantar a cualquier edad (aunque la vemos más en niños mayores) porque permite un trago más fácil, una digestión más fluida en el bebé, favorece la expulsión de los gases, le alivia también el reflujo evitando regurgitaciones excesivas, y alivia los cólicos.

Aquí tienes cinco ejemplos de cómo amamantar con los principales portabebés y los diferentes enlaces a nuestro canal de Youtube para que puedas ver cada uno de los videos explicativos.

En la bandolera de anillas: si queremos mantener el bebé en posición erguida, soltaremos un poco las anillas para aflojar la tensión de la tela hasta que la cabecita del bebé quede a la altura del pecho. Si deseamos colocar el bebé en posición cuna tras aflojar la tensión de la tela desplazaremos las piernitas del bebé lateralmente hacia el lado de las anillas hasta quedar acostadito en el saco y volveremos a tensar la tela punto a punto para que quede bien sujeto. Una vez terminada la toma recuperaremos la posición erguida para una correcta digestión.

         
                                                      Bandolera Néobulle

En el fular tejido: si hemos hecho el nudo de cruz envuelta aflojaremos el nudo de la cintura para que el bebé baje un poquito quedando erguido con la cabecita a la altura de nuestro pecho y volveremos a hacer el nudo fijando el fular. Para la posición en cuna, una vez aflojado el nudo de la cintura desplazamos lateralmente las piernitas del bebé acomodándolo acostado dentro del saquito y a la altura del pecho e iremos tensando el fular pasando los tirantes por debajo las piernas y su espalda hasta anudarlo nuevamente. Una vez terminada la toma volveremos también a la posición erguida.

   

En el fular elástico: podemos amamantar de un modo sencillo sin deshacer el nudo ni sacar al bebé del portabebés, tanto en la posición erguida como en cuna desplazando también las piernitas lateralmente.

   
                                            Fular portabebé JPMBB

En el mei tai: en posición erguida aflojaremos los tirantes superiores hasta bajar el bebé a la altura del pecho y volveremos a anudarlos. Para la posición en cuna, una vez aflojados los tirantes superiores desplazaremos al bebé de igual manera al fular tejido recuperando al terminar la posición erguida.

En la mochila ergonómica: ofreceremos el pecho en posición erguida soltando los tirantes superiores y bajando el bebé hasta la altura de nuestro pecho y volveremos a tensar una vez finalizada la toma.

Con un poco de práctica verás que dominas la lactancia+porteo y te resultará súper práctico en tu día a día.

¡Buen porteo y feliz lactancia!

¡9 motivos para elegir una bandolera como portabebé complementario indispensable!

Tanto las mamás y papás primerizos que se plantean elegir un portabebés adecuado para ellos, como los que tienen amplia experiencia en porteo, tienen en mente un portabebés confortable para utilizar diariamente, con un uso más intenso y en muchos de los casos como única opción

Probablemente a la mayoría nos viene a la cabeza un fular, una mochila ergonómica o un mei tai, y es que cualquiera de ellos resulta ideal para un uso prolongado al repartir el peso entre ambos hombros resultando muy cómodos.

Aun así, hay un portabebé complementario que es un indispensable para los que porteamos intensivamente. Siempre hay momentos en que necesitamos algo más práctico y ágil que nos permita portear a nuestro bebé/niñ@ mientras realizamos alguna tarea doméstica, cuando tenemos un niño que empieza a caminar y nos pide subir y bajar constantemente o cuando salimos a comprar aquella barra de pan que nos faltaba para el desayuno.

Para estas ocasiones la bandolera de anillas puede ser una fantástica opción. Es un portabebé ergonómico formado por una tela larga y dos anillas, en el que la tela pasa por encima de un sólo hombro y reparte el peso de forma asimétrica en la espalda. Por eso se considera  un portabebé complementario y es adecuada para periodos limitados de tiempo.  Y a pesar de que está asociado más con los meses de verano, es un portababés totalmente recomendable para utilizar dentro de casa en épocas de frío. ¡Envueltos y cálidos! Y por qué no fuera a la calle para salidas cortas, cuando llevamos a un bebé pequeñín dentro de la chaqueta o a un niñ@ que ya camina, abrigados cada uno en su propio abrigo.

                                                            Bandolera Beco

¡Si quieres convencerte, aquí te damos 9 motivos para elegir una como portabebé complementario indispensable!

1.- La bandolera de anillas es el portabebé de cadera por excelencia, es el más utilizado para llevar al bebé/niño al lado. También podemos llevarlo delante erguido o en cuna mientras amamantamos o damos el biberón cómodamente (volviendo después de alimentar al bebé a la posición vertical que es la más segura). Es un portabebé tan versátil que también nos permite llevar el bebé/niño a la espalda.

                                Bandolera Néobulle

2.- Se adapta cómodamente al cuerpo facilitándonos un contacto muy íntimo con el bebé/niño y se puede ajustar a la perfección tirando de la tela punto por punto hasta sentirnos envueltos y calentitos.

                                                         Bandolera Liliputi

3.- Puede usarse desde el nacimiento hasta que se desee. Es un portabebé súper adecuado para el nacimiento y sigue siéndolo a lo largo de todas las etapas, pudiendo llevar con él a un bebé desde que nace hasta los 4 años o más.

4.- Es un portabebé muy fresco y ligero, ideal para utilizar dentro de casa y perfecto en el exterior para las épocas de más calor. Además se puede doblar cómodamente y ocupa poco espacio para guardarlo o llevarlo.

5.- Es talla única. La bandolera de anillas se ajusta a cualquier edad y talla de bebé y a toda su época de crecimiento. Igualmente se adapta a todo portador, pudiendo ser utilizada tanto por la mamá como el papá, independientemente de su estatura.

6.- Es una gran amiga de la lactancia. La bandolera de anillas te permite amamantar de una forma muy fácil y discreta desde caminando por la calle con el bebé a la cadera hasta sentada en un restaurante. Es muy ágil el cambio de posición.

7.- Las hay de diversos tejidos y materiales. Encontramos bandoleras económicas elaboradas con telas 100% algodón (finas, ligeras y frescas), bandoleras de agua hechas en poliéster,  pero las bandoleras de fular son las que mejor se adaptan a todo peso y situación y las más resistentes y cómodas cuando llevamos niñ@s “grandes”.

  

Je Porte Mon Bebé              Kokadi                     Néobulle                    Ling Ling d’amour

8.- También tenemos la posibilidad de fabricar nosotros mismos una bandolera de anillas con anillas de aluminio fabricadas para este uso y una tela resistente adecuada (si es de fular todavía mejor).

9.- Son súper bonitas. Y su cola larga se puede colocar de muchas maneras diferentes. Además son muy elegantes, es el portabebés más elegido por los papás que acuden a bodas o eventos especiales.

      Kangura.com                  Ms. Wrights Way               Bandolera Sakura Bloom

¡Anímate a probar una! Si quieres conocer más detalles, te invitamos a visitar nuestra web y si deseas recibir asesoramiento personalizado para utilizar una bandolera ¡te animamos a participar en un taller Kangura!

 

¡Feliz Porteo!

 

Crónica de la Gran Marcha #PortabebesBCN2016

passejada_bcn_2016

Caminar por el centro de Barcelona y mas si es por las por las Ramblas  resulta realmente especial, un lugar con una magia que envuelve los sentidos y nos transporta a una época llena de glamour, arte, color y a esa ciudad Condal inspiradora y rebosante de alegría.  La he caminado muchas veces, de ida y de vuelta,  de noche y de día, me he perdido entre sus callejuelas estrechas llenas de historias que la dibujan desde  Plaza Catalunya hasta la emblemática e imponente estatua de Colón.

Y a pesar de que mis pasos están allí, presentes y olvidados, nunca antes me había aventurado a caminar con mi hija pequeña de un año por la Ramblas, en compañía de otras familias que también han optado por el porteo como la mejor opción para llevar a sus pequeños y enseñarles el mundo en brazos.

La cita para el encuentro fue el domingo  27 de noviembre en la Plaça Catalunya, que a esa hora de la mañana (10:30 h) solo contaba con algunos visitantes habituales de domingo, turistas en busca de la mejor foto, vendedores de globos multicolores y centenares de palomas que volaban de un lado a otro sin parar, en busca de la gracia de un niño y un puñado de arroz.

Poco a poco fueron llegando las familias, papás mamás, bebés y niños que con sus portabebés acabaron de darle el toque de color y alegría a la mañana. En escena entraron fulares, bandoleras, mochilas, mei tais y la sonrisa de un poco más de 50 padres orgullosos de demostrar como yo, que el porteo nos ha cambiado la vida, nos ha permitido vivir a plenitud, de cerca, de corazón a corazón;  un momento único de nuestros pequeños, un tiempo efímero que marchará para siempre y que por desgracia no volverá.

Sin darnos cuenta, las pocas nubes habían abandonado el cielo y los tímidos rayos de sol empezaron a calentarnos, mientras los miembros de la organización nos daban la bienvenida, recibiéndonos con palabras de agradecimiento y entre familias nos saludábamos unos a otros e intercambiábamos experiencias, opiniones, anécdotas y consejos de nuestros portabebés favoritos.

Alrededor de  las 11:00h nos dispusimos a comenzar con la aventura, dirección a “Les Rambles”, seguidos por  la mirada expectante de transeúntes y conductores.

Apenas íbamos a cruzar el semáforo que nos adentraba a “Les Rambles” cuando desde la terraza del histórico café Zurich, una turista inglesa se levantó de su mesa y acercándose me preguntó que a qué se debía esa concentración de familias. Son de esas preguntas que siempre has querido contestar pero que nunca te hacen… y le dije ”estamos caminando por Barcelona para demostrar que portear nos gusta, nos hace libres, felices y que la crianza en brazos es nuestra mejor opción”

Me encantó la cara de sorpresa y satisfacción que la chica me devolvió, con toda la complicidad de su expresión nos felicitó por la iniciativa y nos despedimos para no perder el ritmo de la marcha.

Solo en los primeros pasos y viendo delante de mí a familias tan contentas de compartir la mañana como lo estábamos haciendo, entre risas, anécdotas y conversaciones divertidas; reafirmé la importancia de llevar a mi pequeña siempre en brazos y que tenerla pegada al corazón ha sido una de las mejores decisiones de nuestras vidas.

Desde el paso de la “Font de Canaletes”,  la perspectiva de la rambla llena cómplices, daba gusto de ver. A lado y lado mucha gente expectante se preguntaba en silencio qué hacían tantos bebés cargados, mientras que alguno de los peques les saludaba con la mano.

El recorrido continuó haciendo una parada frente al multicultural “Mercat de la Boquería”, lastimosamente cerrado en domingo, pero no fue una excusa para hacer fotos y videos parando el tráfico de las concurridas Ramblas por un momento.

Poco a poco fuimos acercándonos a “Drassanes” la parte más baja de “Les Rambles”, y algunas familias se hicieron fotos también entre las carismáticas estatuas humanas que día a día les roban una sonrisa a los turistas y en especial a los niñ@s.

passejada1_bcn_2016

Llegamos al final del recorrido, y con la estatua de Colón al frente, la organización del encuentro sorteó varios portabebés y ropa de porteo que alegraron gratamente a cuatro familias afortunadas.

Tras el sorteo llegó el momento de la foto de rigor con todos los asistentes y un sol radiante como testigo del encuentro.

La caminata había finalizado y aún así parecía que nadie quería irse. Las despedidas no terminaban y la gente aprovechaba para intercambiar teléfonos y pasarse el contacto.

¡Creo que la mayoría sentía la misma satisfacción que yo! Por ser la primera vez que se organiza un encuentro como este, pese a la lluvia, la amenaza de tormenta de la noche anterior y a que se esperaba una asistencia masiva teniendo en cuenta las 167 familias inscritas para el evento; pero a pesar de que fuimos pocas (en total unas 40, entre participantes y organizadores),  daba gusto ver a familias apasionadas por la crianza en brazos que quisieron compartir la experiencia de pasear juntos este 27 de noviembre.

Tras volver a casa y pensando en todos los que acudimos a la cita he podido recordar que soy papa Canguro desde el minuto 1 en que nació mi pequeña. Que por un instinto animal que todos tenemos, no pude resistir tomarla en brazos y decirle con el calor de mi torso desnudo y del alma, que desde ese momento seríamos inseparables.

En el porteo he podido encontrar parte de esa esencia de madre que nos hace falta a los hombres. He podido disfrutar plenamente de mi pequeña, de su respiración, de sus miradas, de su calor, de sus sollozos,  de cada movimiento; he podido vivir con intensidad y sin reserva cada segundo, minuto, hora y día de su corta existencia.

Gracias al porteo hoy tengo una perspectiva diferente de la vida, no hay límites, obstáculos, barreras, sitios imposibles, no hay miedos, angustias, ni lugares extraños; todo está al alcance, todo se ve, se toca, se siente, se oye, se vive, no hay conversaciones excluyentes y lo mejor de todo, es que siempre están al alcance de nuestros besos.

Gracias Aúpali, Naori-Kids, Porteo Natural y Kangura por darnos la oportunidad de compartir una jornada inolvidable de porteo en libertad.

Joan

Las mochilas ergonómicas ¿desde los 6 meses o antes?

kangura_mochilas_0_6meses

La mochila ergonómica es un portabebé que respeta la fisiología del bebé, que es de fácil colocación del bebé/niño tanto delante como a la espalda y que muchos padres y madres prefieren frente a otras opciones que les pueden parecer más complicadas como el fular, la bandolera, el mei tai, etc)

Es ideal cuando el bebé empieza a gatear y a caminar y nos pide subir y bajar a menudo, cuando vamos a realizar un trayecto en transporte público, para ir de excursión, realizar tareas en casa o llevar a bebés que ya pesan bastante, pero sobretodo cuando andamos con prisas… Además son portabebés que podemos colocar muy fácilmente a la espalda

¿Cuando usar una mochila ergonómica?

Recomendamos su uso cuando el bebé está preparado fisiológicamente para ser llevado en una mochila ergonómica, cómodamente  y durante un tiempo prolongado. Suele ocurrir alrededor de los 6 meses, aunque siempre hay que observar cada caso cumpliendo los siguientes requisitos:

  • El bebé tiene un buen control de la cabeza
  • Al estar tumbado en el suelo juega a cogerse los pies
  • Se mantiene sentado por sí solo
  • Su peso es de 7kg aproximadamente

¿Qué pasa de los 0 a 6 meses?


kangura_posiciones_0_6meses_sheffieldslingsurgery
                                                Imagen  Sheffieldslingsurgery

A la hora de llevar al bebé en un portabebé debemos respetar su posición natural llamada «ranita» o «en cuclillas» manteniendo las piernas flexionadas, rodillas altas (más que el culito), con apertura adecuada, espalda curvada, en forma de C y sujeción adecuada según la edad (hasta la cabeza para el recién nacido y primeros meses, hasta las axilas para bebés que ya se sujetan sentados).

Desde Kangura recomendamos como primera opción para esa edad el fular (sea elástico o tejidoy/o la bandolera de anillas. Ambos son portabebés de tela que se pueden ajustar a la perfección al cuerpo de cada bebé pequeñito (y prematuro) sin forzar su posición y  envolviéndolo como cuando estaba en la barriga 🙂

La segunda opción (cuando la familia desea algo muy práctico/rápido o simplemente no quiere usar fular) es el portabebé evolutivo. Hay mei tais o mochilas evolutivas que permiten una muy buena adaptación desde el nacimiento, «mochilitas» diseñadas para los primeros meses, portabebés híbridos entre mochila/mei tai/fular que se pueden adaptar bien al recién nacido y bebé de pocos meses (para bebés de como mínimo 3,5kg)

La tercera y última opción, cuando ninguna las anteriores se ajustan a las necesidades/realidades/deseos de la familia por el motivo que sea es usar una mochila ergonómica con adaptador para un porteo esporádico. En los últimos años muchas marcas de portabebés se han esforzado a hacer/mejorar sus sistemas de adaptación para los primeros meses.

¿Podemos usar la mochila ergonómica antes de los 6 meses, entonces?

mochilas_marcas_adaptador_kangura

¡Como siempre en el porteo, valoraremos cada caso! Todos los bebés (y todas las familias) son diferentes y también sus circunstancias.

Hay familias que no son afines al uso del fular, se desaniman y se alejan del porteo perdiendo el valioso contacto con sus bebés en los primeros meses. Son familias que podrían estar encantadas de disfrutarlo a su manera.

Con la trayectoria de Kangura, intercambiando diariamente experiencias con las familias que nos visitan desde hace ya más de 7 años, tenemos claro que el porteo es cada vez más popular y tiene que ser tan ergonómico como fácil, accesible y práctico para las familias.

Cuando asesoramos a una familia para elegir con qué portabebé o mochila van a llevar a su bebé, vamos a fijarnos especialmente en:

  • Talla/desarrollo motriz del bebé: la edad no siempre es determinante
  • Diseño/tejido/medidas dentro de las opciones favoritas de la familia:que se adapte mejor al bebé y al portador
  • Tiempo de uso:esporádico o continuado
  • Alternativas al porteo ergonómico:¿qué harán los padres de no encontrar el portabebé ergonómico idóneo para ellos? Por ejemplo, si los padres usan una mochila no ergonómica («colgona» como se suelen llamar) o no van a llevarlo en portabebés hasta los 6 meses porque no se apañan… puede que una mochila con adaptador para recién nacidos desde los 3,5kg (dándoles algunos consejos para su uso y enseñándoles a colocarlo correctamente) sea la opción que les permita disfrutar juntos de este contacto!!! En cambio si los papás se animan a un portabebés tipo fular, bandolera, híbrido, mochila evolutiva, mei tai evolutivo, etc. hasta que el bebé sea un poco más mayor, les animaremos a usar la mochila ergonómica a partir de los 6 meses aprox. y disfrutar de envolverse en un portabebés de tela los primeros meses, que es una sensación incomparable.

¿Es malo para el bebé llevarlo en una mochila ergonómica con adaptador desde el nacimiento?
 mochila_reductor_adaptador_kangura

El uso de la mochila desde el nacimiento, será aceptable valorando cada bebé, cada mochila y cada circunstancia como hemos descrito anteriormente.

Si los usamos portearemos de modo seguro siguiendo las instrucciones de uso y seguridad del portabebés ergonómico en cuestión, y mejor aún accediendo al asesoramiento de una especialista en porteo que nos enseñe a usarlo… y sobretodo estando siempre atent@s a nuestro bebé.

Inconvenientes de usar una mochila con reductor/adaptador para recién nacido:

  • Es difícil controlar exactamente la posiciónque adoptan las piernas del bebé dentro de la mochila (dado que están cubiertas) con lo cual hay que prestar una atención especial a comprobar una correcta posición ranita y chequearla a menudo.
  • La espalda del bebé tiene un soporte menos envolvente, flexible y repartido que si se tratara de un portabebé de tela (tipo fular, fular elástico, bandolera u otros).
  • El peso del cuerpo del bebé puede recaer sobre sus piernas y pies cuando van por dentro del portabebés y el bebé va pesando más, lo cual le puede resultar molesto e incluso perjudicial. Por este motivo estaremos atentos a qué edad modificamos la posición del adaptador y a permitir salir los piesecitos hacia afuera cuando llegue el momento (que no significa quitar el adaptador e ir con las piernas completamente abiertas).
  • Algunas familias tienen tendencia a quitar el reductor antes de tiempo, en este casose fuerza la apertura de las piernas del bebé y la espalda no tiene el soporte adecuado a la edad. Se trata de una posición antinatural. Algunos niños al ser colocados en esta posición a una edad tan temprana manifiestan su incomodidad llorando, también hay mamás/papás que expresan su inseguridad e insatisfacción al darse cuenta de que fuerzan la apertura de las piernas de su hijo/a cuando lo colocan en la mochila.

Ventajas de usar una mochila con reductor/adaptador para recién nacido:

  • Contacto/porteo desde el primer día: poder llevar al bebé y beneficiarse del contacto y comodidad del porteo, con un portabebés simple.
  • Uso de un único portabebés senzillo (sin telas, sin nudos, sin anillas, sin dificultad de ajuste) desde el nacimiento hasta los 4 años, o para portear a hermanos de edades diferentes.
  • Porteo por parte de toda la familia papá/mamá/abuel@s, etc.Hay personas con una técnica exquisita a la hora de anudar un fular, pero hay un número considerable de papás, mamás, abuel@s que no se atreven o no quieren llevar un fular (o mei tai u otros) y no por ello van a renunciar ellos y sus bebés al porteo y al contacto. 

Conclusión

Por todos los motivos anteriormente expuestos:

Por norma general recomendamos a los papás y mamás que empiecen a usar la mochila ergonómica cuando su bebé esté preparado para ir sin adaptador (alrededor de los 6 meses de edad) y que empiecen con un portabebés de tela. 

Si vuestra opción es la mochila ergonómica con adaptador, desde el equipo Kangura, os podemos mostrar cómo se puede usar la mochila con adaptador (y vamos a valorar cada caso, mostrar alternativas y asegurar un uso correcto)

Y sobretodo, sobretodo, queremos que elijáis el portabebés que mejor se adapte a vosotr@s y disfrutéis del porteo cómodamente, padres, madres e hij@s

¡Buen porteo!!!

 

Elegir un portabebés de los 0 a los 6 meses. Recomendaciones para tener en cuenta.

¿Estás a punto de ser papá/mamá y has decidido disfrutar de los beneficios del porteo pero no sabes por dónde empezar…?

Seguro que has oído hablar de los fulares elásticos, los fulares tejidos, las bandoleras, los mei tais, las mochilas ergonómicas.. pero no sabes cuál elegir y te preguntas ¿A qué edad? ¿Cuál me irá mejor?

A la hora de llevar al bebé en un portabebé debemos respetar su posición natural llamada «ranita» o «en cuclillas» manteniendo las piernas flexionadas, rodillas altas (más que el culito), con apertura adecuada, espalda curvada, en forma de C y sujeción adecuada según la edad (la cabeza para el recién nacido y primeros meses, hasta las axilas para bebés que ya se sujetan sentados).

Desde kangura te presentamos esta pequeña guía para conocer los portabebés especialmente diseñados para los bebés de 0 a los 6 meses.

EL FULAR

El fular elástico es un portabebé ergonómico perfecto para el nacimiento (también para prematuros). Os envolverá y facilitará el contacto, el piel con piel y la lactancia. Os permitirá variedad de posiciones: vientre con vientre, cuna para amamantar o tomar biberón, a la cadera, etc. y podréis llevar al bebé cómodamente durante horas. El fular elástico es muy fácil de utilizar, permite un nudo básico preanudado que ayuda a aprender su uso para empezar, aunque con la práctica podemos aprender muchos nudos más. Es muy suave y agradable al tacto y más fácil de ajustar que un fular tejido. Es ideal desde el nacimiento y especialmente durante el primer año.

Boba_wrap_bamboo_kangura       Boba_wrap-bamboo2_kangura
Fular elástico Boba Wrap

También el fular semielástico es muy adecuado para usar desde el principio, aunque éste lo anudaremos con la misma técnica que el fular tejido. Es suave y gustoso pero no nos permite hacer el nudo preanudado, con lo cual requiere un poquito más de práctica.

El fular tejido es también válido desde el principio y hasta que el niño sea bien mayor, para anudarlo correctamente requiere más práctica y técnica que el fular elástico.

fular_neobulle_kangura   fular_Ellevill_kangura   fular_neobulle_kangura
              Fular Néobulle                        Fular Ellevill                              Fular Néobulle

LA BANDOLERA DE ANILLAS

Es un portabebé ergonómico que se complementa muy bien con el fular en estos primeros meses. Ajustable mediante anillas, nos servirá para amamantar, dormir al bebé o dar un paseo. Un portabebé muy práctico y rápido de colocar. Al tratarse de un portabebé asimétrico, lo recomendamos como portabebé complementario para combinar con un portabebé que reparta el peso por toda la espalda, y no como único portabebé.

neobulle_bandolera_kangura   neobulle_bandolera_kangura   neobulle_bandolera_kangura
                                                       Bandolera de Anillas
                                                                   

Si los anteriores te resultan complicados de colocar, o no se ajustan a tus necesidades o deseos, puedes utilizar un portabebés evolutivo (mochila o mei tai evolutivo) o como última opción una mochila ergonómica con adaptador para bebés pequeños, sólo si tu bebé tiene un peso a partir de 3,5 kg (aunque desde Kangura recomendamos como primera opción utilizar un portabebés de tela como el fular o la bandolera).

PORTABEBÉS EVOLUTIVOS

El mei tai evolutivo es una opción fácil de usar (más tipo mochila) pero a la vez muy adaptable a la fisiología del bebé desde el principio. Se trata de un portabebés  elaborado en tela de fular, pero que se coloca de modo parecido a la mochila y es evolutivo porque se puede adaptar según la edad/tamaño del bebé.

La mochila evolutiva es una mochila ajustable, que podemos adaptar a la fisiología del bebé en cada momento. Se trata de mochilas que crecen con el tamaño del bebé para poderse adaptar a diferentes edades/momentos.

Los portabebés evolutivos son ajustables en ancho y/o alto para adaptarse bien al tamaño y fase evolutiva de cada bebé desde el nacimiento o primeros meses y hasta 1, 2, 3 o 4 años de edad según el modelo/marca.

mei-chila_kangura  fidella_fusion_kangura  emeibaby_kangura marsupi_kangura
      Mei-Chila                  Fidella Fusion                   Emeibaby                         Marsupi

MOCHILA ERGONÓMICA CON ADAPTADOR 

Las mochilas ergonómicas son muy cómodas y prácticas para portear a los bebés a partir de los 6 meses aprox. La mayoría de ellas incluyen un accesorio/insertable adaptador para el porteo de bebés pequeños. Es una opción a considerar si quieres portear de manera esporádica durante los primeros 6 meses y no te conviene ninguna de las anteriores opciones (únicamente si el bebé tiene un peso a partir de 3,5 kg) pero es nuestra última recomendación y en primer lugar te aconsejamos el fular y/o la bandolera para llevar a tu bebé desde el nacimiento o bien valorar el uso de un portabebés evolutivo que se ajuste a vuestras necesidades durante los primeros meses de tu pequeñ@.

insertable_boba4g_kangura    insertable_boba4g2_kangura
                        Mochila Boba 4G con adaptador

Pasados estos primeros meses, cuando el bebé sujeta bien la cabeza, es capaz de sentarse sólo y pesa alrededor de 7,5 kg (6-9 meses en adelante) podremos empezar a utilizar todo tipo de portabebés ergonómicos.

Esperamos haberte ayudado y recuerda, si tienes alguna duda o deseas más información ¡contacta con nosotros!

¡Feliz porteo!

+10 actividades que puedes realizar gracias al porteo!

Cuando hablamos del porteo y de todos sus beneficios, uno de los más destacables es la libertad de poder hacer con total normalidad cualquier actividad acompañados de nuestr@s hij@s pequeños.

Tanto papá como mamá queremos aprovechar al máximo el tiempo, optimizar cada minuto y compartir con nuestros hij@s actividades que sin la ayuda de un portabebés resultarían casi  imposibles.

Las familias que porteamos ya no decimos  “con el bebé no puedo hacer nada” o “con el bebé en brazos es imposible” porque el porteo nos facilita tantísimo la vida, nos da total libertad, que se convierte en un estilo de vida.

Hoy en Kangura te hablamos de 10 actividades que los portabebés nos facilitan y nos gustaría que nos ayudaras a aumentar esta lista hasta 20, 30, 40…?

1. Compras:Tanto si se trata de comprar comida, como de adentrarte en unos grandes almacenes, moverte por los pasillos con tu pequeño cómodamente llevado en un fular u otro portabebé, es genial! Tienes las manos libres para encontrar lo que buscas. Además te ahorrarás tener que aparcar el carrito en cualquier lugar y tener que maniobrar entre las estanterías y demás compradores.

compras_kangura1

2. Limpieza:Conseguir mantener la casa ordenada cuando tenemos niñ@s pequeñ@s en casa es todo un reto… Gracias al porteo tenemos las libres para lavar los platos, pasar la aspiradora y recoger todo lo que tus peques van dejando en medio!

limpieza_kangura

3. Ejercicio: Si eres una mamá/papá activ@ y te gusta caminar, hacer excursiones, senderismo, etc. Puedes hacerlo llevando a tu pequeño en portabebés. Poder explorar juntos las montañas, observar los árboles, los pájaros, las flores, los ríos… él a tu misma altura, y cerca de tí… es maravilloso. ¡Os podréis desplazar por todo tipo de entornos! Los límites los pones tu.


ejercicio_kangura

4. Jugar: puedes jugar con tu hijo cuando lo llevas, cantándole, bailando,… además podrás jugar con tus hijos mayores a la vez que el pequeño está satisfecho.

jugar_kangura

5. Dormir al bebé: con mamá o con papá, portear al bebé es un éxito cuando se trata de dormir al peque! El latido del corazón, el ritmo de la respiración, las voces y el balanceo rápidamente trasladan al nuestros bebés a un sueño satisfactorio y reparador.

dormir_kangura1

6. Mimar. Las mujeres cuando estamos embarazadas solemos acariciar nuestro vientre, mimar a nuestr@ pequeñ@… llevar al bebé en portabebés también invita a acariciarle, besarle y hacerle mimos.

mimando_kangura

7. Amamantar en cualquier sitio: de ninguna otra manera podemos amamantar cómodamente a nuest@s bebés cuando nos encontramos en la calle, en la escuela de tu hij@ mayor, en el mercado o en cualquier otra actividad diaria de una forma tan discreta!

amamantar_kangura

8. Enfermedad:cuando el niñ@ está malito… qué sabias somos las madres! En el fondo tod@s sabemos que un poco de amor, un contacto, unas caricias, estar piel con piel, promueve la recuperación. Con el portabebé ofrecemos al bebé enfermo todo el contacto y el amor que requiere durante mucho tiempo sin cansarnos.

dormir_kangura

9. Viajes: Aeropuerto, maletas, tren, autobuses… si has viajado antes con un carrito sabrás lo complicado que te ha resultado! Prueba con un portabebé… y constatarás la diferencia. Tu bebé y tu podréis llegar a todas partes cómodamente y sin complicaciones.

viajar_kangura

10. Aprender: llevar a tu bebé significa compartir tu día con él, lo que ves, tus encuentros con amigos, los caminos por donde andas. Cuando compartes la vida con tu bebé le estás ofreciendo oportunidades magníficas de aprendizaje, a tu hij@. Cada cosa que observas y que le cuentas, las experiencias vividas son beneficiosas para los dos!

aprender

Y tú, ¿qué actividad/es realizas fácilmente gracias a los portabebés? ¡déjanos tu comentario!

¡Feliz  porteo!

 

¿Conoces las ventajas de portear en la ciudad? ¡Te damos 6 motivos!

En ocasiones moverse por la ciudad puede ser un desafío si nos desplazamos con nuestro bebé en un cochecito y nos encontramos con aceras estrechas llenas de obstáculos, calles adoquinadas, rejillas en el suelo, raíces de árboles, huecos por deterioro del pavimento, pendientes largas y acusadas o escalones irregulares.

Una ciudad es un lugar en constante movimiento, con tráfico abundante y a menudo obras de infraestructura que limitan el paso de peatones, dificultando aún más poder circular con tranquilidad y más aun si llevamos un cochecito.

Hay que decir que cada vez más los transportes públicos tienen accesos adaptados para personas con movilidad reducida,  pero en ocasiones  los escalones y las aglomeraciones dificultan nuestros desplazamientos si además de llevar el cochecito, debemos coger en brazos a nuestro bebé, llevar bolsas, chaquetas o el paraguas en la mano.

¿Te has preguntado alguna vez, cómo mejora nuestros desplazamientos el uso de un portabebés en la ciudad? 

1.      Con un portabebés las barreras arquitectónicas desaparecen, así que si nos encontramos con escaleras, aceras estrechas, con vehículos aparcados encima u obstáculos en medio, nos será muy práctico sortearlos yendo a pie con nuestro portabebés.

blog_kangura_ciudad22.      En calles con mucho tránsito de vehículos y  presencia de humo a ras de suelo, será mucho más seguro llevar a nuestro bebé en alto, en el portabebés, para evitar que respire gases de combustión.

3.      En lugares con aglomeraciones de gente nuestro hijo irá mucho más tranquilo con un portabebés, ya que a nuestra altura podrá ver todo lo que sucede a su alrededor sin estrés.

4.      Con un  portabebés, viajar en transporte público será más sencillo y seguro. Podemos tener acceso a cualquier medio y tener las manos libres para sujetarnos a los soportes de seguridad y evitar caídas.

momawo_negre_davant_25cf70d86c889ad02d7d9ce2c090fe5a4mei_tai_003-5

5.      Yendo con portabebés puedes realizar cualquier trámite administrativo, gestión o compra con facilidad de desplazamiento. Además tu bebé podrá interactuar en todo momento contigo y compartirá cada experiencia siendo sin duda un estímulo de aprendizaje.

6.      Cualquier ciudad está llena de rincones interesantes, vistas fantásticas y lugares inéditos que podrás compartir con tu bebé. Desde el portabebés tu hijo podrá observar cada detalle y tener una perspectiva igual a la tuya, una experiencia de estímulos positivos que le harán relacionarse con el entorno y todo cuanto tenga a su alcance.

beco-instagram  ergobaby-four-position-360-carrier-pure-black-4

Tanto si vives en la ciudad como si deseas pasar tus vacaciones en una, el portabebés será tu mejor aliado para poder disfrutar de cada momento y darle la oportunidad a tu bebé de vivir a una experiencia única e inolvidable. ¡Una maravillosa estimulación de los sentidos!

blog_kangura_ciudad

blog_kangura_ciudad3¡Feliz porteo urbano!

Mellizos, lactancia y portabebés: cómo hacer que funcione

Si tuviste o tienes mellizos/gemelos, ya sabes que tienes que replantearte tus opciones de crianza. No necesariamente cambiarlas pero sí resolver qué camino vas a seguir con dos bebés al mismo tiempo. El porteo y la lactancia pueden ser un reto con los gemelos, especialmente si quieres amamantar mientras usas un portabebé. Un reto, sí, pero definitivamente no es imposible!

Sigue leyendo