¡4 consejos para disfrutar al máximo de la cabalgata de Reyes porteando!

¡La cabalgata de Reyes es un momento ideal para portear! Ese día las aglomeraciones son un clásico, y resultan muy incómodas si te encuentras en medio de la multitud intentando pasar con el carrito o cuando en la larga espera de Sus Majestades, tus hij@s te piden que l@s cargues en brazos para ver todo lo que sucede a su alrededor.

Portear a tu peque durante la cabalgata te resultará muy práctico y te permitirá ofrecerle un visión única y privilegiada para disfrutar con ilusión del espectáculo que tanto espera, y todo sin destrozarte los brazos. No hay nada como llevarlos cerca, sentir sus emociones, ver sus reacciones y sobre todo, tenerlos bien protegidos a una alzada adecuada para que no sean víctimas de los empujones, pisotones, o que en medio de la emoción por ver a los Reyes Magos se nos escapen de las manos.

A continuación te damos algunos consejos prácticos para esta noche mágica.

1- Ir con tiempo para evitar aglomeraciones y poder elegir un buen sitio. Es preferible desplazarse en transporte público si decides ver a los Reyes en una gran ciudad, no obstante quizás sería una buena opción disfrutar de la cabalgata en tu municipio o en una población cercana donde no haya tantas aglomeraciones. ¿Te imaginas el día de Reyes paseando con el cochecito por toda la ciudad?

2- En la cabalgata la espera casi  siempre se hace eterna, por eso si tienes varios portabebés te recomendamos utilizar el que sea más confortable para ratos largos y que además reparta bien el peso entre ambos hombros. Un fular con anudado simétrico, un mei tai o una mochila ergonómica serán las mejores opciones.

3- Lleva provisiones de agua y merienda para hacer más amena la espera. A veces los Reyes tardan en pasar y el hambre no perdona. Eso sí, ¡deja un hueco para los caramelos!

4- Abrigaos bien! Si tu peque es pequeñ@ lo ideal es ir bien juntitos con una chaqueta de porteo, una chaqueta grande o un cobertor… y si tu peque ya camina y te pide subir y bajar a menudo, será más práctico abrigaros por separado y que cada uno lleve su chaqueta. Ten en cuenta que seguramente la noche será fría, así que no debes olvidar un gorrito y guantes para proteger bien la cabecita y las manos de tu pequeñ@, así como unos calentadores para sus piernas.

Para ir más protegidos y sin pasar frío, también  os recomendamos los siguientes complementos de ropa de porteo que os ayudará a disfrutar de la cabalgata sin preocuparos del frío.

A- Abrigo de Porteo Momawo 4 en 1: se trata de un abrigo normal muy funcional que se adapta  a todas las etapas del embarazo gracias a un insertable de cremallera. Sirve para portear delante y a la espalda cuando llevamos al bebé en portabebés ergonómicos (fular, mochila, bandolera, etc). Es ligero, cálido, impermeable y permite dar el pecho con facilidad.

B- Momawo Polar Mom&Dad: es una chaqueta unisex de tejido polar para padres y madres que incluye un insertable de porteo/embarazo. Está diseñada para ser usada en cualquier etapa de la maternidad y paternidad y para combinar con todo tipo de prendas y estilos.

C- Abrigo Boba Vest: es un práctico chaleco de porteo de fular para usar con vuestro portabebé de forma cómoda y es una genial solución para el frío. Se ajusta encima del fular elástico, mochila ergonómica o cualquier otro portabebés ergonómico para manteneros calentitos.

D- Cobertor de porteo polar Hoppediz: es un cobertor suave y a la vez grueso,  que se puede utilizar como un abrigo para ambos: el bebé y su portador. Es adecuado para llevar fular, mochila, bandolera, mei tai o cualquier otro portabebé.

E- Cobertor de porteo 3 en 1 Hoppediz: es un cobertor de porteo cálido e impermeable, protege totalmente al bebé del frío y contra el viento o lluvia. Incluye guantes y bufanda. Permite el porteo delante y a la espalda. Es adecuado para llevar fular, mochila, bandolera, mei tai o cualquier otro portabebé ergonómico. Dispone de un cordón ajustable al tamaño del niño, que lo hace totalmente adaptable.

Teniendo en cuenta estos 4 consejos prácticos, no tengas duda de que la noche del 5 al 6 de enero será única, especial e inolvidable para tus peques. Y sobretodo, en esta noche de emociones ¡ir a dormir temprano! A ver qué nos encontramos el día siguiente junto a los zapatos, en la ventana o bajo el árbol.

¡Feliz porteo! ¡Felices Reyes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *