Escoliosis y porteo

Portear es una experiencia maravillosa. Para mí resulta básico en la
crianza de mi pequeña. Con casi 6 meses hemos sacado el carro de casa 2 o 3
veces. No me apaño nada bien con él. Me encanta la sensación de llevarla
encima y que forme parte de nuestra rutina. Ir por la calle e ir dándole
besitos o hablando con ella. Poder dormirla en casa pegadita a mí.
Al principio tuve miedo y por eso compré el carro. Si fuera hoy no lo
compraría. Cedí porque tengo una escoliosis de doble curva operada, de las
vértebras T4 a L4 fijadas, y fuertes dolores crónicos. Todo el mundo piensa
que portear es una locura y que me destroza la espalda. Y nada más lejos de
la realidad.
 11303918_10206757617799627_1450066178_o11289737_10206757617519620_1388313639_n
Portear me permite no cargar la espalda como cuando llevas en brazos un
bebé. Me permite tener cerca a mi peque sin andar agachándome a atenderla
en el carro. Ni tener que desmontarlo y cargarlo en el maletero (con lo que
pesa! Y lo abajo que queda mi beba!) 
11288401_10206757617559621_436548044_oMi chico se dejaba las lumbares y dorsales tratando de dormirla en brazos.
Y yo, tan pancha con mi fular, mi Mei Tai o mi Boba! Así que ahora siempre
rondan por la casa, él también ha liberado su espalda con el porteo.
Así que si teméis cargar vuestras espaldas… probad a portear. Con un buen
portabebés ergonómico. Y no dejéis que quien no lo ha probado os cuestione
lo beneficioso que es 
11286612_10206757617599622_810585024_o
Experiencia de la mamá Noelia
blog http://alathariel.blogspot.com.es/

3 pensamientos en “Escoliosis y porteo

  1. Hola! me encantó el artículo porque también tengo una cirugia de escoliosis y he porteado por dos años a mi hijo y aún porteamos en ocasiones. me encantaría contactarme con Noelia, cómo puedo hacerlo, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *