¿Cuándo llevar el bebé a la espalda?

Muy a menudo las mamás y papás se preguntan a qué edad se puede llevar un bebé a la espalda, si al bebé le gustará más ir delante o detrás, si podrán pasarlo a la espalda sin ayuda, si es seguro portear a la espalda, etc.

Tanto portear delante como portear a la espalda son opciones adecuadas si se hacen bien, todo dependerá de factores como el momento evolutivo del bebé, la práctica y la experiencia en porteo que tengamos, el lugar en el que vayamos, el portabebé ergonómico que utilicemos… y siempre tendremos muy en cuenta que se haga de forma segura y cómoda, para tod@s.

¿Cuándo llevar al bebé delante?

 Portear al bebé delante es lo más habitual desde el nacimiento y en los primeros meses. De hecho, desde el primer día de vida de nuestr@ hij@, podemos llevarl@ delante de nuestro cuerpo y empezar a desplazarnos con él encima con la ayuda de un portabebés ergonómico adecuado para esta etapa.

El porteo en los primeros meses, tiene muchísimos beneficios para el bebé, y cuando lo porteamos delante, además de facilitarnos el contacto tan necesario con él y la comunicación, el porteo es un gran amigo de la lactancia a cualquier hora y en cualquier lugar.

Llevar al bebé delante además, nos permite un gran recogimiento de nuestr@ pequeñ@, así como máxima seguridad y protección en sus primeros meses.

El porteo delante, tanto vientre con vientre, como en posición de amamantar o hacia la cadera nos facilita la comunicación con el bebé y el vínculo de afectivo.

Además el bebé permanece tranquilo oyendo el latido de nuestro corazón, nuestra respiración y nuestra voz tan cerca. Los padres a la vez disfrutamos de observar como nuestro bebé se duerme, como respira, como hacer ruiditos, como abre los ojos…

fular_elastico_boba_wrap_kangura  fular_neovulle_kangura  meitai_evolubulle_kangura

Fular elástico Boba Wrap           Fular tejido Néobulle                Mei Tai  EvoluBulle  

¿En qué momento podemos empezar a portear a la espalda?

No hay una única respuesta a esta pregunta. Cada familia encontrará su momento, más tarde o más temprano, según su experiencia, sus necesidades, y sus circunstancias…

Llevar el bebé a la espalda es perfecto por ejemplo cuando vamos de excursión, para realizar tareas en casa, cuando tenemos hij@s mayores o cuando llevamos a niñ@s que ya pesan mucho.

Cuando empezamos a llevar a nuestro bebé/niñ@ a la espalda, se nos amplia el campo de visión, tanto a nosotros como a l@s pequeñ@s que a partir de ese instante tienen a su alcance una nueva perspectiva de todo un mundo para descubrir.

De igual manera ganamos en capacidad de movimiento, el espacio libre delante nuestro nos permite realizar determinadas tareas con mayor comodidad, en casa y fuera, y cuando tenemos un hij@ mayor, esto se valora especialmente!

Muchas familias empiezan a pasar el bebé a la espalda a partir de los 6-9 meses, es un buen momento para iniciarse porque el bebé tiene un buen control de la cabeza, se mantiene sentado por sí solo, empieza a hacer desplazamientos… Otras familias esperan a que el bebé empiece a caminar, y no portean a la espalda hasta los 12-18 meses cuando les empieza a resultar menos cómodo el porteo delante… y en cambio hay otras familias con amplia experiencia en porteo, sobretodo en un segundo o tercer hij@… que portean a la espalda desde el nacimiento, principalmente con un fular tejido.

mochila_beco_toddler_kangura   fular_tejido_kangura

      Mochila Beco Toddler                                            Fular Néobulle

¿Y se puede hacer sólo? ¡Sí, se puede!!!! Por supuesto, ahí está la gracia 😉
La mayoría de mamás y papás hemos empezado con la ayuda de alguien, haciendo pruebas delante de un sofá o una cama… y con la práctica hemos acabado pasando al bebé a la espalda en cualquier lugar, sin ningún tipo de ayuda. Lo más importante es hacerlo siempre con seguridad (y si al principio se requiere ayuda, o soporte se pide) y en el momento en que un@ coge práctica y siente confianza se convierte en algo cotidiano, fácil y muy muy cómodo.

¿Y a los bebés/niñ@s les gusta?
Por norma general, no sólo les gusta sino que les encanta ir en esta posición a todas partes, acompañarte a poner una lavadora o de excursión, mirar como cocinas, etc.
Y por supuesto hacer buenas siestas a la espalda de papá/mamá (el cual puede sujetar la cabeza del bebé dormido con la capucha del portabebé o con la tela del fular)

Porteo delante y porteo a la espalda… son etapas, contacto, comunicación… es compartir momentos con nuestros bebés y niñ@s, crecer y estar juntos.

¿Tu porteas a la espalda?

¡Feliz porteo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *