Porteo a la cadera

Porteo instintivo y natural

El porteo a la cadera es del más antiguo que podemos encontrar. Este modo de porteo nos sale de forma absolutamente natural. Cuando coges a tu peque, ¿cómo lo colocas? Seguramente a la cadera sujetándolo con un brazo. El porteo a la cadera es un porteo de uso esporádico, cuando se cansan de ir andando, para ir a la playa, al hacer la compra, etc… Para portear durante horas recomendamos el uso de portabebés que repartan el peso por toda la espalda de forma uniforme.
Gracias a los portabebés ergonómicos tus brazos podrán descansar, y tu peque podrá ir cómodo y seguro.

Portabebés aptos para la cadera

El portabebés a la cadera más versátil es la bandolera de fular tejido. Podemos usarla desde recién nacidos hasta que lo deseemos. Por ese motivo es el portabebés complementario por excelencia. Las podemos encontrar de diferentes materiales, como el lino, bambú y hasta sintéticas para usarla en el agua.

Otro portabebés para portear a la cadera ligero y fresco es el Kantan net. Como es regulable, podemos usarlo a partir de los 4 meses hasta los 3 años.

El Suppori es un portabebés extra ligero y ocupa muy muy poco. Va por tallas del portador, se puede usar a partir de los 4 meses hasta los 3 años. Su gran característica es que no ocupa nada de nada.

Finalmente también podéis portear a la cadera con un mei tai o fular tejido. Algunas mochilas también permiten el porteo a la cadera, pero no es ni la opción más cómoda ni la más rápida.

¿Qué opción os gusta más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *