¡Portea segur@ evitando lesiones. 12 consejos prácticos!

Llevar a tu bebé en un portabebés ergonómico debe de ser cómodo, agradable y no puede existir el mínimo riesgo de lesión. Si te duele la espalda o sientes alguna molestia en otras zonas del cuerpo, es posible que lleves el portabebé demasiado bajo, demasiado apretado, o que el tejido esté retorcido.

Porteosinlesiones12_kanguraA continuación te ofrecemos  12 consejos prácticos para tener en cuenta y disminuir el riego de una lesión de espalda. 

  1. Usa sólo portabebés ergonómicosque repartan correctamente el peso en tu espalda/cintura, que ofrezcan una posición adecuada al bebé y colócalo en su posición fisiológica “ranita” natural.
  2. Utiliza portabebés/anudados simétricos para portear durante ratos largos/excursiones (mochilamei taifular elásticotejido) y si lo deseas utiliza portabebés asimétricos (bandoleratongasuppori…) para ratos más cortos. Sea cual sea el que elijas, siempre debe adaptarse a tu talla y estatura.
  3. La práctica hace al maestro. Porteo progresivo. El llevar a tu bebé desde muy pequeño en un portabebés te permitirá fortalecer tus músculos a medida que va creciendo y tu cuerpo se adaptará al aumento progresivo de su peso.
  4. Coloca al bebé en alto, situado al alcance de tus besos (su cabecita estará bajo tu mentón)
  5. Ajusta bien el portabebés. Ciñe el tejido del fular o tensa los tirantes de la mochila/mei tai, el bebé estará cerca de ti y de tu centro de gravedad.
  6. Extiende bien la tela del portabebé para repartir el peso  entre los dos hombros, la cintura, etc. Si utilizas mochila asegúrate que los tirantes sean anchos y acolchonados en los hombros. Asimismo recuerda apretar adecuadamente los tirantes y el peso quedará bien distribuido si el cinturón se adapta correctamente y es también acolchado.
  7. No trates de compensar el peso echándote para atrás o hacia adelante, trata de mantener la posición natural de la columna vertebral (cuando el portabebés está flojo o bajo tendemos a inclinarnos para compensar).
  8. Cuando te inclines o te agaches hazlo siempre doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta, sujetando a tu bebé con los brazos.
  9. Utiliza un calzado cómodo y antideslizante que facilite tu marcha y garantice tu seguridad y la de tu bebé.
  10. Cuando tu hijo/a crezca y pese unos 11-12kg posiblemente te resulte más cómodo llevarlo a la espalda.
  11. En la marcha debes mantener tu campo de visión libre para evitar cualquier obstáculo o desnivel. Si porteas a tu bebé en el pecho, y su tamaño es grande debes considerar la posibilidad de colocarlo en la cadera de forma asimétrica con fular o bandolera, o en espalda de igual manera que los niños mayores. Recuerda que es muy importante que mantengas tu centro de gravedad controlado para evitar caídas.
  12. Durante el porteo procura hacer pausas de descanso. En este momento intenta aprovechar para movilizar los hombros, el cuello, la cabeza y relajar la zona cervical. Si tienes ocasión, realiza estiramientos que te permitan recuperar tu musculatura de la espalda y los hombros.

¡Portear a nuestros bebés es un placer! Elige los portabebés que mejor se adapten a ti y a tu bebé, en definitiva que te resulten más cómodos… practica para aprender a usarlos adecuadamente y sobretodo escucha tu cuerpo.

¡Feliz Porteo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *