Las vacaciones porteando

Las vacaciones porteando

El porteo, la solución del verano.

Seguramente las vacaciones de verano son la mejor época del año. Tenemos tiempo para la familia y a veces hasta conseguimos un poco de tiempo para nosotr@s. Pero también es la época más intensa y, no nos engañemos, a veces un poco durilla. Pasamos las 24h del día con nuestros hijos, nos reímos, nos amamos, nos besamos, nos abrazamos y también tenemos ganas, en ocasiones, de salir corriendo.

Estos dos meses hemos hecho malabares con los horarios, casales, favores, etc… Tratando de conciliar al máximo y que los peques disfrutaran de sus vacaciones, y con los amigos que hemos compartido estos días llegamos a la conclusión: ¡¡Bendito porteo!! Jajaja. Sí, sí, bendito, ya que tanto si tienes un bebé como un niño de 3 años un portabebés te salva del momento de: “¡¡me voy a tirar de los pelos!!”. El porteo calma, cura, da paz y reposo para todos.

Hemos porteado por la montaña y por la playa, hemos descubierto sitios maravillosos y los peques han disfrutado de lo lindo aunque muy sinceramente nosotros hemos acabado agotados. ¿Vosotros también?

Lo mejor de la vuelta ha sido leer vuestros comentarios y mensajes explicando lo bien que os han ido los portabebés para moveros por el camping, para bajar a esa calita de Mallorca, para descubrir los bosques del Pirineo, para moveros por el aeropuerto… Mil gracias por confiar en nosotras y dejar un espacio en vuestras maletas para nuestros portabebés. En la maleta de nuestras vidas también tenéis un rinconcito guardado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *