¡Empezamos con una colgona!

En casa hace más de 6 años empezamos a portear con una colgona… sí.
Y era colgona, colgona, sin lugar a dudas. Rígida, sin poder ajustarla, con el bebé bajo y colgando de los genitales. ¡Creo que cumplíamos todos los “tips” de cómo no debes portear!
Pero solo la utilizamos un día. Cuando vimos que no íbamos cómodos ni nosotros ni la peque no nos gustó. Pero nos encantaba la sensación de tenerla cerca, así empezó nuestra aventura.
En una dietética de mi barrio me hablaron del porteo y de los fulares, me encargaron un fular Hoppediz verde muy, muy largo y con videos, muchos videos empezamos a experimentar y nos gustó mucho aunque no le pillábamos el truco. De aquí pasamos a un Mei Tai artesanal. Y un día, en un grupo de mamis que realizábamos manualidades con nuestros peques, me hablaron de Kangura.
Allí empezó todo, buscamos Kangura en Google y lo descubrimos. Fuimos a los pocos días de la inauguración de la tienda física en Barcelona y nos hicimos con un fular elástico rojo. Recuerdo que aquel día estaba Laura en la tienda, después conocimos a Vane cuando volvimos por una bandolera Didymos de peces rosa que hemos usado muchísimo y que tiene una historia muy bonita detrás.
Un día podemos hablar de las historias de los portabebés, aprovecho para invitaros a escribir vuestro propio post. El blog de Kangura es un blog abierto donde tod@s podemos aportar nuestra experiencia.
Siguiendo con la adquisición de portabebés compramos la Boba Tweet, nuestra amada Boba. Y un día hicimos un taller de nudos de fular tejido. ¡Madre mía, flipamos! Y obviamente salimos de allí con un fular tejido, un Neobulle Julie preciosísimo con el que recorrimos gran parte del Pirineo Catalán ese verano.
Todo, absolutamente todo lo que ha venido después de ese taller ha sido simplemente maravilloso. Empezamos mal, muy mal, como muchísimos de vosotros pero a día de hoy seguimos porteando muy orgullosos de todo nuestro recorrido.
¡Un abrazo, y no os culpéis! Tú que estás leyendo estas líneas no lo dudes. Eres indiscutiblemente la mejor madre/padre para tus hijos.

Un pensamiento en “¡Empezamos con una colgona!

  1. No importa el comienzo sino el final. Todos los papas y mamas queremos lo mejor, aunque a veces no sepamos lo que es ni cómo se llama. Es importante la función de informar que hacéis porqué lleva a educar! Gracias por mi excasos pero preciosos 8 meses de porteo que ahora llevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *