Anna y su familia

Versión en Castellano

Soc l’Anna, una de les mares de l’Edgar, que ara te 2 anys i mig i del Víctor i la Berta bessons de 3 mesos.
Mai m’havia imaginat acabar sent mare de família nombrosa!

Som una parella de dues dones, així que en el moment en que et planteges ser mare no es tant fàcil com…ho intentem i a veure que passa. En aquell moment has de prendre milions de decisions, on ho fem? Inseminació? FIV (fecundació in vitro)? ROPA ( recepció d’òvuls de la parella)? Qui gestarà?
Així que, encara no hi ha un embaràs i ja estàs estressada. Finalment, després de valorar totes les opcions,ens vam decidir perquè fos la meva dona la mare gestant.

L’embaràs de l’Edgar va ser emocionalment molt dur, va començar amb pèrdues importants el que va implicar repòs absolut a casa, la por de perdre al petit ser que va creixent i que encara no t’acabes de creure que hi es i no ens oblidem del còctel hormonal!
Per sort tot es va anar superant i va arribar l’Edgar!

La veritat es que no ens havíem plantejat un estil de criança però sense adonarnos estàvem fent collit (pensàvem que no ho faríem, els bebès dormen al moises, no? Jajajja), portejant ( i descobrint la llibertat que et dona el porteig), teta (que encara continua tot i que era un…bueno, a veure quant temps fem teta però mes d’un any ni de conya, es una mica raro, no???), introducció d’alimentació complementaria amb BLW (feia un any ens estiravem els cabells de veure com una amiga li donava macarrons amb 6 o 7 mesos a la seva filla) així que si algo vam aprendre aleshores és que la maternitat pot no ser com te l’esperés i que t’has de menjar les teves pròpies paraules!!! 🙂

Un cop ja “adaptades” a això de la maternitat vam decidir anar a buscar al segon, mateixes preguntes que et planteges amb el primer però se n’afegeix una de nova, fins quan ho intentarem? Amb l’Edgar vam tenir molta sort i va ser a la primera, però pot costar bastant més, això malgrat no haver-ho viscut en primera persona, suposa un desgast emocional important i no ens oblidem del tema econòmic, així que t’ho planteges una mica diferent, ja tens un fill, així que si no pots tenir un segon es diferent, així que et planteges posar un límit.

Un cop preses totes les decisions allà estàvem, ens van implantar 2 embrions, sabíem que aleshores hi havia possibilitats de tenir bessons, però bueno, no passarà, no?
Va arribar el dia de la eco i …son 2! A la meva dona casi li agafa algo, era com si no existís la possibilitat! jajajaja
Així que teniem 2 intents i 3 fills!!!!
Aquest cop sense expectatives, una de les primeres coses que vaig buscar era si era possible portejar a 2 nens, i si!!!una preocupació menys!
Aquest embaràs també va ser dur, al Víctor li van trobar un problema al cor pel que vam patir moltíssim.
A 2 dies de fer 36 setmanes una de les nostres gosses (si, a més tenim 2 gosses) va començar a “acosarme” aixi que vaig preparar les maletes ja que semblava que això ja estava a punt, i al dia següent va començar tot!

Ja estàvem tots!el primer matí a casa va ser bastant curiós, tots 5 al llit!tot un espectacle!jajaja
Els primers dies vam intentar moure’ns amb cotxet, missió impossible! Acabàvem amb els bessons en braços, portant el cotxet i amb el gran corretejant, un caos.
Després vam passar a fulard elàstic, per mi un desastre i finalment em vaig passar al fulard teixit, tot un descobriment, sense ell no se pas que faríem, puc sortir de casa, fer la vida “normal” i donar teta tant com demanin. Això si, hi ha un inconvenient, ets un espectacle, la gent et para pel carrer, t’acabes fent famosa!

Fins aquí la nostra vivència com a mares de família nombrosa, ja veurem el que ens espera.


Versión en Castellano

Soy Anna, una de las madres de Edgar que ahora tiene 2 años y medio y de Víctor y Berta, mellizos de 3 meses.
Nunca imaginé que acabaría siendo madre de familia numerosa!

Somos una pareja de dos mujeres, así que en el momento en el que te planteas ser madre no es tan fácil como… lo intentamos y a ver qué pasa. En ese momento tienes que tomar millones de decisiones, dónde lo hacemos? Inseminación? FIV (fecundación in vitro)? ROPA (recepción de óvulos de la pareja)? Quien gestará?
Así que, todavía no hay embarazo y ya estás estresada. Finalmente, después de valorar todas las opciones decidimos que fuera mi mujer la madre gestante.

El embarazo de Edgar fue emocionalmente muy duro, empezó con pérdidas importantes lo que implicó reposo absoluto en casa, el miedo de perder al pequeño ser que va creciendo y que todavía te cuesta creer que está ahí y no nos olvidemos del cóctel hormonal!
Por suerte todo se fue superando y llegó Edgar!

La verdad es que no nos habíamos planteado un estilo de crianza concreto pero sin darnos cuenta estábamos haciendo colecho (pensábamos que no lo haríamos, los bebés duermen en el moisés, no? jajaja), porteando (y descubriendo la libertad que el porteo aporta), teta (que todavía continúa aunque era en plan a ver cuánto tiempo hacemos teta pero más de un año ni de coña, es un poco raro, no???), introducción de alimentación complementaria con BLW (hacía un año nos tirábamos de los pelos de ver como una amiga le daba macarrones con 6 o 7 meses a su hija), así que si algo aprendimos entonces es que la maternidad no puede ser como te la esperas y que probablemente tendrás que comerte tus propias palabras!!! 🙂

Una vez adaptadas a esto de la maternidad decidimos ir a buscar el segundo, nos planteábamos las mismas preguntas que con el primero pero añadiendo una de nueva, hasta cuando vamos a intentarlo? Con Edgar tuvimos mucha suerte y fue a la primera, pero puede costar bastante más. Esto, aunque sin haberlo vivido en primera persona, supone un desgaste emocional importante y no nos olvidemos del tema económico, así que te lo planteas de una forma algo distinta, ya tienes un hijo, así que si no puedes tener un segundo es diferente, o sea que al final te planteas poner un límite.

Una vez tomadas todas las decisiones ahí estábamos, nos implantaron 2 embriones, sabíamos que en ese caso había posibilidades de tener mellizos pero bueno, no iba a pasar, no? Llegó el día de la eco y… son 2! A mi mujer casi le da algo, era como si no existiese la posibilidad! jajajaja
¡¡¡¡Así que teníamos 2 intentos y 3 hijos!!!!
Esta vez sin expectativas, una de las primeras cosas que busqué era si era posible portear a 2 bebés a la vez. ¡¡Y sí!! ¡Una preocupación menos!
Este embarazo también fue duro, a Víctor le detectaron un problema en el corazón que nos hizo sufrir muchísimo.
A 2 días de las 36 semanas una de nuestras perras (sí, además tenemos 2 perras) empezó a acosarme así que preparé las maletas ya que parecía que la cosa ya estaba a punto, y al día siguiente empezó todo!

Ya estábamos todos! La primera mañana en casa fue bastante curiosa. Los 5 en la cama! Todo un espectáculo. jajaja
Los primeros días intentamos movernos con un carrito, misión imposible! Acabábamos con los mellizos en brazos, empujando un carrito y con el mayor correteando, un caos.
Después pasamos a fular elástico, para mí un desastre y finalmente me pasé al fular tejido, todo un descubrimiento. Sin él no sé qué haríamos, puedo salir de casa, hacer vida “normal” y dar la teta tanto como me lo pidan. Eso sí, ha habido un inconveniente, eres un espectáculo, la gente te para por la calle, acabas por hacerte famosa!

Hasta aquí nuestra vivencia como madres de familia numerosa. ¡Ya veremos que nos depara el futuro!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *