¿Conoces los collares de porteo y lactancia?

Los collares de lactancia y porteo son un gran accesorio para la mamá y el bebé.

Cuando están al pecho la mayoría de bebés suelen ir buscando algo con las manos, bien sea agarrarse a la ropa, coger del pelo, tocar el otro pecho o pezón, ponerte los dedos en la boca, arañar la piel y tantas variaciones como bebés. Algunas de estas costumbres, a veces pueden resultar bastante molestas para la mamá.

El collar de lactancia, con tacto agradable, colores variados, olor a mamá (ya que al llevarlo puesto se impregna de su aroma)… es un interesante objeto al alcance del bebé.

Tanto cuando el bebé es llevado en portabebé, como cuando está mamando, el bebé puede entretenerse jugando, mordiendo, chupando el collar, que no sólo es interesante para él, sino que también lo es para la mamá, que sabe que es seguro para él (a diferencia de un collar cualquiera) y además es un complemento bonito para ella.

Son de especial ayuda cuando empieza la salida de los dientes! En esta época el collar lo usan como mordedor y les alivia las molestias de las encías.Además los collares y pulseras de lactancia estimulan el tacto, al constar de diferentes texturas, tamaños de bolas, formas, etc.

Las pulseras tienen la doble función de ser usadas en las muñecas y de ser atadas en los tirantes del portabebé por si el peque quiere ir jugando o está en época de salida de dientes y necesita algo para chupar/mordisquear a su alcance.

Los collares Kangaroocare están hechos a mano con madera natural, y punto de algodón orgánico (hecho con ganchillo artesanalmente en Europa) que cubre las bolas de madera. Unos materiales totalmente naturales y seguros para el bebé. Se trata de nuestra colección más natural/eco, con tonalidades desde neutras (como la madera o colores pastel) hasta los vivos colores del arcoiris de uno de los collares con más éxito, el simple rainbow.

kangaroocare rainbowLos collares Colormama son fabricados con silicona 100%, con el mismo material que las tetinas de los biberones, libres de materiales tóxicos y muy higiénicos y fáciles de lavar (incluso se pueden lavar en el lavavajillas). Se trata de collares de bolas o planos, y de colores mayoritariamente vivos. Quedan muy bien sólos o combinando varios collares de colores entre sí y sus pulseras a juego.

Como complemento para mamá, quedan preciosos y como podeís ver hay diferentes colores estilos y materiales.

¡Sólo tienes que encontrar el que más te enamore y a lucirlo!¡Feliz porteo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *